Recuerdan que las empresas de cobranza no pueden presionar sistemáticamente por pago de créditos a los deudores ni tampoco informar sobre la mora a terceros, es decir realizando llamadas telefónicas a familiares, vecinos o incluso a jefes laborales de los afectados. Aseguran que con esa práctica se viola la Ley 1.334/1998 de Defensa del Consumidor y del Usuario.

Edward Arca, titular del Centro de Atención al Deudor (CENADE), cuestionó este tipo de prácticas e instó a denunciar las llamadas o envío sistemático de mensajes en la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (SEDECO), ya que hasta podría originar severos problemas a los afectados.

Lea también: Policía se moverá de acuerdo a zonas rojas del “mapa de inseguridad”

“Llaman constantemente y los tratan de mala forma. O llaman a personas que no tienen nada que ver con la relación crediticia. Llaman al hijo, a la mamá, al vecino o al patrón como una forma de presionar el cumplimiento de la obligación. Esto es totalmente irregular. Pueden hacer su denuncia ante la SEDECO, que atiende este tipo de irregularidades día a día, que es el reclamo de un crédito”, manifestó Arca.

El especialista manifestó que muchas personas incluso reciben amenazas de embargo de sus casas o bienes. Insistió en que aún existen empresas que contactan con los propietarios o gerentes de las firmas donde trabajan los deudores, colocando el puesto laboral del afectado en riesgo de desvinculación.

“La persona que está bajo el estrés por la presión de un llamador que exige el cumplimiento de una obligación hace que tome decisiones incorrectas. Esto puede desembocar en la pérdida de todos sus bienes ante un remate”, expresó Arca.

Lea también: Al menos 540 mil personas de 50 años y más todavía no se vacunaron contra el COVID-19

“Deudas no entraron en cuarentena”

En ese sentido, son cientos los trabajadores afectados por empresas de cobranzas que realizan prácticas por encima de la ley, reclamando las deudas directamente a la firma que le otorga un puesto laboral, lo que genera molestias entre el empleador y el empleado.

“Es dar información porque la información es poder. La mayor información que tenga un deudor va a determinar que pueda tomar decisiones acertadas para el cumplimiento de sus obligaciones, pero en el marco de la realidad. Si metés presión a un trabajador la cuestión se va a complicar. Si le das una oportunidad y un poco tiempo se va a acercar y cumplir con la deuda”, afirmó el especialista.

Así también, Arca expresó que muchas personas recurren a su asistencia para enfrentar situaciones de crisis por deudas, en especial a comerciantes y particulares con problemas económicos para cumplir con sus obligaciones. Señaló que las deudas no entraron en cuarentena, sino que siguen tan activas creando inconvenientes por lo que pide tratarlas a tiempo para evitar que se agraven.

En este contexto el abogado Arca plantea asesoramiento con el Centro de Atención al Deudor (CENADE) al número (021) 233-493, o acercándose a la sede ubicada sobre Teniente Fariña 1021 casi Estados Unidos, en Asunción. También brindan asesoría en el departamento de Itapúa por lo que pide contactar al número de teléfono mencionado.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar