Los centros asistenciales antes que nada deberían ser uno de los lugares más limpios para recibir a los pacientes y evitar que estos salgan con cualquier otro tipo de enfermedad. Situación que no se vive en la Urgencia Pediátrica del Hospital Nacional de Itauguá (HNI), donde están pasando por una invasión de ratas desde hace un año.

El doctor Jesús Irrazábal, que atiende en el HNI, lamentó la situación por la que están pasando tanto los pacientes como los profesionales que brindan asistencia en la urgencia destinada para los niños. “La situación en una sola palabra es vergonzosa”, dijo en contacto con la 650 AM.

Aseguró que las ratas están buscando salida y que existen varios bloques nuevos, pero que el área de Urgencias Pediátrica es la más vieja por lo que se está despedazando y que la invasión de los roedores es la gota que colmó el vaso.

“La Urgencia Pediatría tiene los pisos en decadencia, las paredes rotas, el techo roto, entonces las ratas encuentran por donde salir justo donde están los niños, niñas, adolescentes y sus madres. Esto es demasiado vergonzoso”, reiteró.

Lea también: Enfermeros continúan reclamos por inicio de carrera profesional

Hospital Nacional de Itauguá. Foto: Archivo.

Manifestó que esto no es calidad de vida y mucho menos es salud, que no se puede ofrecer esto a los pacientes que buscan mejorar en su salud. “Lo que más bronca da es que se toma esto como una simple voz que clama en el desierto, pero no es así. Es reclamar por la mejor calidad de salud para nuestros niños”, criticó.

Aseguró que a todos los problemas y carencias que presenta el hospital se suma la invasión de estos animales. “Ayer estuvimos invadidos por ratas. Mis pacientes no se merecen eso y es un problema que tenemos hace un año. Una rata mordió a un médico de guardia y luego a un residente que desarrolló una celulitis infecciosa en el brazo y lo internamos”, indicó.

Comentó que la situación empeoró en este tiempo, ya que ahora los roedores caen de los techos y los niños mismos ya lo ven como algo cotidiano. “A los niños que están internados les damos hojas y crayones para poder dibujar, para de esta forma hacer pasar el rato. En una oportunidad un paciente se dibujó junto a su madre y dos o tres ratoncitos bajo su cama”.

Lea también: “Profeta” de iglesia de Lambaré anunció “muerte” de vecinos que reclaman contra fuertes ruidos

Irrazábal insistió en que no puede seguir así y apuntó que hasta el 2017 tuvieron el servicio de control de plagas, pero nunca más volvieron a hacer. “Hoy las madres de hemodiálisis denunciaron que algunas ratas tienen el tamaño de conejos”, lamentó.

Confirmó que hasta el momento no tienen ninguna respuesta por parte de las autoridades y que no se cuenta con un plan para brindar un mejor servicio para los pacientes. “No es tan difícil poder brindar una solución para las urgencias más importantes del país. No hay nada, no hay libertad ni voluntad política”, sentenció.




Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar