La pandemia significó contratiempos y motivos de suspensión temporal, o definitiva en la mayoría de los casos, de los sueños y metas de miles de personas en el país. Proyectos que se vieron obligados a terminar sin siquiera haber visto la luz y otros que ya estaban en marcha tuvieron que ver su fin. Sin embargo, están esos que desafiaron las nuevas reglas de juego y están saliendo adelante gracias a la resiliencia de sus soñadores. La Nación viene recogiendo el testimonio de compatriotas en su sección “Ejemplo de superación” para mostrar a los lectores los casos de compatriotas que, a pesar de las adversidades, están logrando salir adelante.

En esta ocasión conocimos a Aracely Basaldúa, compatriota que junto con su marido Nicola Assalto decidieron dejar la vida que llevaban en Italia y en otros países de Europa para apostar por Paraguay y arrancar un emprendimiento, en plena pandemia. Ambos se dedican al arte, al teatro y a la danza. Aracely, proveniente de una familia de artistas, y Nicola, un coreógrafo y bailarín profesional italiano, trabajaron totalmente desde cero y con puro esfuerzo propio abrieron La Sala Dell’arte, un espacio cultural donde imparten talleres de aprendizaje de instrumentos musicales, danza, canto, teatro, entre otras disciplinas.

Podés leer: Ejemplo de superación: el pintoresco vendedor de chipas que guarda una dura historia de vida

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY
La Sala Dell’arte empezó a operar en abril y actualmente ya cuenta con 30 alumnos. Foto: Gentileza.

Aracely mencionó que con su hermana Angie, hace diez años atrás, viajaron a Italia gracias al trabajo que le ofreció una agencia de espectáculos, país donde ella conoció a Nicola. Ambos venían a Paraguay prácticamente cada año y luego retornaban para trabajar arduamente. Tras idas y vueltas, un sueño fue generándose hacia el interior de la pareja, la cual empezó a delinear los trazos de lo que sería, en principio, el proyecto de arrancar una institución de arte en Paraguay.

Llegó el 2020 y ellos ya estaban decididos. Se prepararon profundamente para dejar la vida que llevaban en Europa y viajar a Paraguay para empezar a cumplir el objetivo. Sin embargo, como a millones de personas en el mundo, la pandemia del COVID-19 les postergó el plan. Se vieron obligados a quedarse prácticamente todo el 2020 en Italia, confinados, en uno de los países más duramente golpeados por la enfermedad.

Por la situación de pandemia, costó mucho poder arrancar un proyecto y mucho más en el ámbito cultural, uno de los sectores más desatendidos por el Gobierno Nacional. Foto: Gentileza.

Podés leer: Ejemplo de superación: joven aregüeño vende frescos productos para cuidar la salud de su padre

Finalmente, recién en noviembre de ese año, pudieron venir a Paraguay. “Teníamos el proyecto de abrir una escuela de arte. Pero vino el tema de la pandemia y decidimos esperar para abrir una escuela más grande, ya con toda la crisis que había. Hacer una inversión muy grande, con mucha responsabilidad, en este periodo no convenía. Entonces, abrimos un salón más pequeño donde netamente realizamos talleres desde abril de este año. Hasta ahora vemos que va muy bien y estamos muy entusiasmados”, expresó Aracely, en la entrevista que mantuvo con La Nación.

Actualmente imparten clases de teclado, canto, guitarra, arpa, danza y también artes visuales como dibujo, pintura y esculturas. En julio arranca el segundo módulo del taller que incluirán también clases de teatro y actuación. Para el mes de agosto planean incluir musicales, para otorgar presencia escénica a los participantes y dominar el escenario para actuar, bailar y hasta cantar. Para la mayoría de las disciplinas tienen profesionales de primer nivel que imparten las clases y en otras, las imparten ellos mismos.

En La Sala Dell’arte imparten clases de teclado, canto, guitarra, arpa, danza y también artes visuales como dibujo, pintura y esculturas. Foto: Gentileza.

Podés leer: Ejemplo de superación: mujer empoderada de Atyrá armó huerta para paliar la crisis sanitaria

Comenta Aracely que están muy sorprendidos que a la fecha, en estos pocos meses, cuentan ya con 30 alumnos de diferentes edades, que están participando asiduamente de las clases. La Sala Dell’arte está ubicada sobre las calles Bélgica y Austria, del barrio Herrera de Asunción.

En otra parte de la entrevista, Aracely comentó que por la situación de pandemia, costó muchísimo poder arrancar un proyecto y mucho más en el ámbito cultural, uno de los ámbitos y sectores más desatendidos por el Gobierno Nacional. “Lo que hacemos como artista no recibe mucho apoyo, pero tampoco quedamos con los brazos cruzados”, expuso.

Para tener más información de la Sala del Arte puede llamar al número telefónico (0991)798-138 o el número de WhatsApp +393456003375.

Dejanos tu comentario