Por Viviana Orrego, periodista

(viviana.orrego@gruponacion.com.py)

Tomó la posta de un ministerio que exigía orden y nuevas directrices hace tres meses y días contados. Ahora se encuentra trabajando dentro del plan nacional educativo, proyecto conocido como Transformación Educativa 2030.

Se trata de Juan Manuel Brunetti, ministro de Educación, exministro de Tecnología y excandidato a intendente de Asunción, quien tomó las riendas del Ministerio de Educación y Ciencias con el firme propósito de trazar una hoja de ruta que se convierta en una política de Estado para la educación paraguaya de los próximos 10 años que dejará documentado dentro del llamado Pacto Nacional de Educación que será ley.

Juan Manuel Brunetti, ministro de Educación, tomó las riendas del MEC con el firme propósito de trazar una hoja de ruta que se convierta en una política de estado para la educación paraguaya. Foto: Eduardo Velázquez.
–¿Cuál es la situación actual de la educación paraguaya?

–El Paraguay y el mundo están atravesando una situación complicada –debido a la pandemia del COVID-19–. El sistema educativo paraguayo tuvo que adaptarse a una coyuntura muy dura, cuando el 10 de marzo del 2020 tuvimos que pasar a la modalidad a distancia sin estar preparados.

El Banco Mundial hizo un informe donde muestra que en América Latina se perdieron durante el 2020 1.8 años de desarrollo humano en los niños y Paraguay no es la excepción dentro de esta lógica de falta de desarrollo que se puede decir que fue una ida para atrás dentro del sistema.

Encaramos un año 2021 en el cual se pudo trabajar durante seis meses en un protocolo de retorno seguro a clases, volvimos en febrero, vimos niños que con mucha felicidad volvieron a sus escuelas, volvieron a encontrarse con sus compañeros, pero una semana después, ante el incremento de los contagios, de un casi 48% que tenía la modalidad presencial o híbrida pasamos a tener hoy un poco más de 21% del total de niños matriculados que está desarrollando clases híbridas.

–¿Lo que se da en el sistema educativo nacional son clases “virtuales” o “educación a distancia”?

–Nosotros desde el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) preferimos hablar de clases a distancia y no clases virtuales, porque la realidad en Paraguay y lo muestran los números en Cepal que en América Latina casi el 50% de la población no tiene acceso a las tecnologías adecuadas para poder desarrollar clases virtuales.

Paraguay no está exento de esa estadística que tenemos en América Latina. Nosotros tenemos zonas en el interior del país en donde no hay cobertura, no es que el padre no tiene para pagar una señal de internet de banda ancha sino que no hay cobertura y en muchos casos también tenemos zonas donde sí hay cobertura pero el padre no tiene condiciones de pagar internet banda ancha y quizá en la casa tampoco hay una computadora. Entonces, nosotros hablamos de una educación a distancia.

–¿Cómo el MEC se adapta a esta educación “a distancia”?

–Para poder adaptarnos a esta educación a distancia el Gobierno está haciendo dos cosas: por un lado está tratando de garantizar que los docentes tengan una computadora y en esa lógica hace tres semanas entregamos 10.500 computadoras que van a ser distribuidas en 900 escuelas, fue una licitación de un poco más de G. 60.000 millones y el MEC está autorizando que esas computadoras más otras computadoras que ya fueron distribuidas, más otros equipos que se entregarán que se destinen a nuestros docentes en comodato.

Por otro lado, también desde el Gobierno con el apoyo del Grupo Nación y otros medios de prensa escrito entregamos los cuadernillos de aprendizaje que pudimos imprimir en un formato económico en el Grupo Nación en un fin de semana y logró hacer la distribución de estos materiales en todo el país a un costo que era el 10% de lo que originalmente estaba estimado si hacíamos en una imprenta tradicional y además imprimimos mucho más rápido y se incluyó la distribución.

Brunetti asegura que la educación impartida en tiempos de pandemia no es virtual, sino más bien "a distancia" por falta de tecnología y cobertura de internet. Foto: Christian Meza.

Eso permitió la entrega de más de 600.000 cuadernillos de aprendizaje para castellano del 1° al 6°grado, lo cual sumado a los cuadernillos de matemáticas que entregamos hace unas cuantas semanas, se completó el paquete básico para entregarle a los niños materiales para matemáticas y comunicación que son los contenidos que nosotros queremos priorizar.

El escenario hoy es docentes con computadoras y niños con materiales de apoyo de aprendizaje, extendimos las vacaciones de invierno por una semana más para que los niños puedan desestresarse sin tareas, puedan tener un corte en el cual puedan estar descansando y desconectándose del proceso educativo que fue difícil este último año y medio y que los docentes en esta tercera semana puedan hacer una reorganización del proceso para el segundo semestre y que puedan tener una capacitación durante ese tiempo. Las vacaciones van del 12 de julio al 30 de julio.

–¿Cuál es la situación de los docentes, sabe de sus pedidos y que uno de ellos es la inmunización contra el COVID-19?

–Nosotros desde el MEC acompañamos el pedido de los docentes, de los padres y los estudiantes de poder priorizar la vacunación de los docentes, entendiendo que realmente si nosotros logramos vacunar a nuestros docentes ellos van a poder ir más tranquilos a acompañar el proceso de desarrollo de nuestros niños, niñas y adolescentes.

Necesitamos que nuestros estudiantes estén en aula, si bien los colegios son lugares seguros, sabemos de que la vacunación le va a dar a nuestros docentes tranquilidad y con eso seguramente vamos a lograr mejorar este proceso de enseñanza aprendizaje, ojalá eso en el segundo semestre ya esté regularizado por los problemas de conectividad que sabemos que hay en Paraguay y el escaso acceso a la tecnología por parte de los más de 1.500.000 estudiantes que tenemos dentro del sistema.

Lo que hace al Presupuesto General de la Nación (PGN) que tiene que ver con la remuneración de los docentes, nosotros tenemos un acuerdo con ellos desde el 2017, cuando el presidente Mario Abdo Benítez era presidente del Congreso. Se les dio a los docentes el aumento en el año 2018 y en el 2019, a fines del 2019 se volvió a incluir el reajuste al PGN y lastimosamente después vino la pandemia y no se pudo dar ese aumento.

En estos momentos estamos en una situación económica complicada, vamos a ver cómo terminamos ese proceso de negociación para construir el presupuesto para el 2022, pero nosotros sí creemos que es necesario llegar al salario mínimo docente y con eso poder valorizar el trabajo de ellos y que se sientan reconocidos.

–¿Cómo encontró el Ministerio de Educación?

–Yo encontré un Ministerio con recursos humanos muy valiosos, tratamos de dar un mejor lugar dentro del MEC a aquellos funcionarios antiguos con una foja de trabajo buena, respetable dentro de la casa, ese es el ejemplo de Alcira Sosa, la viceministra de Educación Básica, quien es una funcionaria antigua.

Por otro lado, encontré un ministerio que tiene muchos proyectos para ejecutarse como el Programa de Jornada Extendida para que la educación pública pueda tener clases en doble turno o hasta la tarde como existe en el sector privado. Encontré proyectos de Primera Infancia, programas en Mejoramiento de TICs, capacitación docente financiada por la cooperación internacional.

El Gobierno tiene un porcentaje importante de ejecución de los proyectos en los últimos tres años y nosotros esperamos poder ejecutar más en lo que resta del periodo del Gobierno de Mario Abdo Benítez, porque todos estos proyectos son ejecutados de manera eficiente van a redundar en beneficios que da el Estado a los niños que están dentro del sistema público.

–¿Cuáles fueron los principales cambios dentro de su gabinete?

–Dentro de los viceministerios se cambió hubo un solo cambio, ingresó Alcira Sosa en el Viceministerio de Educación Básica. En la Dirección de Administración y Finanzas ingresó el Dr. Óscar Star, quien fue viceministro de Industria, viceministro de Comercio durante el Gobierno anterior, en el caso de la Unidad Ejecutora de Proyectos ingresó Dalila Zarza, una antigua funcionaria del ministerio, en la Dirección General de Asesoría Jurídica ingresó Manuel Arce, también es un antiguo funcionario del MEC.

–¿Hacia dónde apunta su gestión frente al MEC?

–Nosotros necesitamos lograr cerrar el proceso de transformación educativa. En la década de los 90, el Paraguay empezó un proceso de reforma educativa que logró ampliar la cobertura de la educación en el Paraguay, de pasar de un poco más del 20% a tener hoy más de 90% de los alumnos en edad escolar incluidos dentro del sistema.

Hoy la sociedad ya no pide que los niños estén dentro de una escuela sino piden calidad de la educación y en eso es lo que tenemos que ponernos de acuerdo los paraguayos sobre qué significa. Qué es para nosotros calidad educativa y qué es lo que tendríamos que priorizar en los próximos años dentro del sistema educativo.

La educación no cambia de la noche a la mañana, necesitamos armar una hoja de ruta que se convierta en una política de Estado para la educación de los próximos 10 años y ese proceso vamos a dejar documentado dentro de un pacto nacional de educación que sea una ley que podamos aprobar este año.

Dejanos tu comentario

15H

¿Cómo percibe la situación económica del país tras el leve avance en la inmunización?

Click para votar