Atendiendo a que el Ministerio de Salud decidió bajar el rengo de edad para la vacunación y además permitir la inscripción de mayores de 18 años en adelante con o sin enfermedad de base, varias fundaciones y asociaciones pidieron al ente acelerar el proceso de vacunación de las personas con discapacidad.

“Exhortamos a las autoridades de Salud, a que en carácter de urgencia se acelere el proceso de vacunación para las personas con discapacidad a fin de alcanzar primero a quienes siempre quedan atrás; las personas con discapacidad deben tener prioridad para acceder a las vacunas COVID-19”, explicaron en el comunicado.

Afirmaron que esta medida fue tomada teniendo en cuenta la esperanzadora noticia de aprobación del proyecto que insta al Poder Ejecutivo a proceder en emergencia y con prioridad a la vacunación contra el COVID de las personas con discapacidad.

“Sostenemos y apoyamos dicho proyecto basados en que las personas con discapacidad enfrentan un mayor riesgo de contraer COVID-19. Debido a las condiciones de salud existentes y las inequidades en los determinantes sociales, subyacentes de la salud y el contacto con los proveedores de servicios de apoyo”, aseguraron.

Lea más: Sequera: “Somos el país con más cantidad de muertos por habitantes del planeta”

“No puede hacer distanciamiento”

En otro momento, explicaron que muchas personas con discapacidad no pueden mantener el distanciamiento físico porque requieren asistencia personal o guía para realizar sus actividades diarias o dependen del contacto físico para explorar y navegar por su entorno.

Indicaron que también están expuestos porque no tienen acceso a información oportuna y comprensible, en formatos accesibles sobre cómo protegerse contra COVID-19. “Para algunas personas con discapacidad intelectual, psicosocial o autistas, observar el distanciamiento físico o el uso prolongado de máscaras o cubrimientos faciales y otros requisitos higiénicos no es factible cuando se infectan con el virus”.

Muchas personas con discapacidad no pueden mantener el distanciamiento físico porque requieren asistencia personal o guía para realizar sus actividades diarias o dependen del contacto físico para explorar y navegar por su entorno. Foto: Christian Meza.

Aclararon que las personas con discapacidad tienen mayor probabilidad de desarrollar síntomas más graves con riesgo de muerte en caso de contraer COVID-19 y que aquellos grupos de personas con discapacidad con condiciones preexistentes como problemas respiratorios, tienen mayor riesgo de desarrollar condiciones críticas o perder la vida.

“Otros pueden no tener acceso a una atención médica oportuna e igual, debido a la falta de información adecuada sobre los síntomas, y los pasos principales en caso de exposición a una infección, sistemas de salud inaccesibles, transporte inaccesible, falta de recursos financieros necesarios o falta de asistencia o apoyo personal adecuado”, sostuvieron.

Lea también: Desde mañana vacunarán a personas de 55 años o por cumplir contra el COVID-19

Recién en la etapa 2

Cabe destacar que al hacer el plan nacional de vacunación, se ha ubicado a las personas con discapacidad en la etapa 2 después de las personas entre 18 y 59 con comorbilidades, pero atendiendo a que recientemente, se cambió el plan y en lugar de iniciar la etapa dos extendieron la etapa I, abriendo solo a personas de entre 50 y 59 años.

“Al no incluir a las personas con discapacidad entre los grupos prioritarios, el Gobierno y el Ministerio de Salud, desoye el Art. 5 y sobe todo el 11 de la Convención de las Naciones Unidas sobre derechos de las personas con discapacidad, ratificada y vigente en nuestro país, por Ley 3540/2008, sobre el derecho de las personas con discapacidad a tener garantizadas su seguridad y la protección en situaciones de riesgo”, lamentan.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar