Con respecto a la poca concurrencia de personas a vacunatorios, el ministro de Salud, Julio Borba, dijo en contacto con Universo 970 AM que se trata de una dispersión de la gente en los diversos vacunatorios y no de ausentismo.

“Yo no hablaría de ausentismo. Si tenemos 12.000 personas registradas por día y tenemos un promedio alrededor de 9.000 a 10.000 personas vacunadas por día, estamos hablando de una llegada del 80% aproximadamente de la población objetivo”, expresó.

El secretario de Estado explicó que hace aproximadamente 40 días empezaron con 74 vacunatorios y que hoy se tiene un poco más de 200 puestos ya instalados. “Eso habla también de la dispersión de la población para facilitar que la misma llegue. Lo que menos queremos es tener aglomeración de gente en los vacunatorios. Entonces, de alguna forma u otra, unas 9.000 personas se dividen entre 200 vacunatorios; claro que no vas a encontrar muchas personas. Si yo tuviera mayor cantidad de vacunas hoy, por supuesto que vamos a ir disminuyendo mucho más el rango etario”, aseguró.

Borba señaló además que se está llegando a las 400.000 personas inmunizadas, por lo menos con una primera dosis. “Nuestra población objetivo vulnerable, todas aquellas personas que tienen alguna enfermedad de 18 para arriba, mayores de 60 años y personal de blanco, es aproximadamente 2.030.000 personas. Estamos llegando a 400.000 personas ya, lo que hablaría de que estamos llegando a un 20% de esa población”, destacó.

Leer más: Vacunación contra el COVID-19 a embarazadas empezará el miércoles

Posteriormente, manifestó que si hacemos el cálculo general sobre 4.000.000 aproximadamente de personas para llegar al 100% de inmunización, restando los menores de 18 años en un inicio, estamos llegando ya prácticamente al 10% de vacunación.

Llegar a la población vulnerable

En otro momento, el titular de la cartera sanitaria indicó que la población afectada, el 75% de los que están en terapia intensiva hoy y de los que están falleciendo también están por encima de los 55 a 60 años, por lo que esa es la población más vulnerable y a la cual se tiene que insistir.

“Esta es la última etapa que vamos a hacer de 60 años para arriba. Tenemos un aproximado de 7.000 personas registradas por día en el rango de 60-61 y un total de 14.000 a 15.000 aproximadamente de 60 para arriba los que todavía no fueron inmunizados, para lo cual tenemos las vacunas. Nosotros tenemos que llegar de alguna forma a esta población a fin de aminorar un poquito la presión que actualmente hay sobre los servicios de salud sobre las terapias”, remarcó.

Leer también: COVID-19: “Estamos en un escenario crítico siempre”

Borba manifestó que posteriormente a eso ya van a ir bajando el rango etario a fin de llegar a la mayor cantidad de gente posible. “Por supuesto que lo hubiéramos hecho en mayor cantidad la disminución del rango etario si hubiésemos contado con mayor cantidad de vacunas”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar