Alumnos de medicina de la Universidad Católica de Asunción (UCA) habrían recibido dosis de las vacunas contra el COVID-19 de manera irregular, atendiendo a que no son trabajadores de Salud, aún. Los casos fueron denunciados por otros estudiantes de la misma casa de estudios.

En redes sociales suscitó una serie de publicaciones que aludía a esta situación, en la que se menciona que estudiantes de cuarto y quinto año de la Facultad de Ciencias Médicas de la citada universidad privada estarían incurriendo en nuevos hechos de vacunación vip. Algunos incluso ya habrían recibido su respectiva segunda dosis, según se denuncia.

La usuaria de Twitter Leti Insaurralde manifestó que existe un círculo pequeño de la facultad de Medicina, pero que de todas maneras la verdad saldría a la luz. Otra de las cibernautas, Cami Benítez, mencionó que estudiantes de medicina que ni pisaron un hospital todavía estarían “robando vacunas en pandemia”, quitándole la oportunidad a gente que debería tener prioridad.

Marie Martínez, por su parte, manifestó que lamenta el manejo por amiguismo e influencias que se da en el país.

“Esa gente que se vacunó sin que sea su derecho no sé cómo duerme tranquila de noche ¿Dónde está su moral?”, cuestionó. Alicia Escobar declaró también que ahora existen universitarios que no solo roban exámenes, sino que también vacunas. “Nuestros futuros ‘colegas’. Vergüenza ajena. Lo único que aprendieron en la facultad es a copiar y a robar, doy fe”, expresó.

Podés leer: Paraguayas denuncian años de explotación en el Opus Dei de la Argentina

Entre los registros facilitados aparecen nombres como el de Ana Lucía Ramírez Peláez, quien figura en la plataforma como haberse vacunado con ambas dosis de la Covaxin: la primera el 12 de abril y la segunda el 12 de mayo en el Hospital Materno Infantil de Loma Pytã.

En el mismo nosocomio figura Mauricio Alejandro González Cabral, vacunado con ambas dosis de la misma vacuna, recibiendo la primera el 12 de abril y la segunda el 13 de mayo.

David Hans Strubing Yorki es otro de los que figura haber recibido su primera dosis de la Covaxin en el Hospital Materno de San Pablo el 24 de abril pasado. El mismo día y en el mismo lugar figuran Maria Emilia Scavone Palau.

Iván Alberto Núñez Guerrero aparece como que recibió el pasado 24 de marzo una primera dosis de la AstraZeneca en el Instituto de Previsión Social - Hospital Central. Lucas Mateo Álvarez Rivas, su primera dosis de la Covaxin en el Hospital General de San Lorenzo el 12 de abril.

Merly Cecilia Cabral Rolón figura como que recibió las dosis de la Coronavac en el Hospital Materno Infantil de Fernando de la Mora: la primera el 14 de marzo y la segunda el 12 de abril. Rocío Aramí Ocampos Romero es otra joven que cierra la lista, quien figura haber recibido la primera dosis de la AstraZeneca en el IPS Central.

Leé también: Contraloría inició acción judicial contra Itaipú

Tras revisar nóminas de funcionarios, contratados y permanentes de los servicios del Ministerio Salud Pública, del Instituto de Previsión Social y de la Facultad de Ciencias Médicas (Clínicas), esta redacción pudo constatar que -al menos- ninguna de las personas que figuran entre las supuestas vacunaciones irregulares forma parte de la línea médica.

Se pudo además constatar que los denunciantes de estos casos son, principalmente, estudiantes internos que ya están trabajando en centros asistenciales. Desde el Ministerio de Salud Pública anunciaron que el caso ya está siendo abordado y que mañana miércoles realizarán una conferencia de prensa para informar al respecto.

Dejanos tu comentario

14H

¿Cómo califica la gestión del Gobierno en la compra de vacunas anti-COVID?

Click para votar