El laboratorio nacional Quimfa SA emitió un comunicado informando a la población en general la presencia de medicamentos falsificados y que están relacionados al tratamiento para combatir una de las principales enfermedades actuales como el COVID-19.

“Desde Quimfa SA emitimos este comunicado a modo de advertir a la población en general sobre la circulación de medicamentos falsificados para el tratamiento del COVID-19, instando a las personas a que compartan la información para seguir cuidándonos entre todos”, señala.

El medicamento el cual se ha detectado su falseada es el Midazolam, cuyas características se detallan a continuación, para identificar los productos verdaderos y diferenciarlos de los falsificados.

En primer lugar, la ampolla de Quimfa tiene el nombre de “Sedancor” con el sello de marca registrada, es decir, lleva el símbolo de la “R” encerrada en círculo. El producto falsificado no tiene dicho símbolo.

En segundo lugar, el principio activo que es el Midazolam, se escribe correctamente con la letra “M” al final. El falsificado se escribe con “N” al final.

El Midazolan es uno de los principales medicamentos que se utilizan en el tratamiento de pacientes con COVID-19. Foto: Gentileza.

Lea también: Mañana se inicia la vacunación anti-COVID para mayores de 70 años

En tercer lugar, los medicamentos de Quimfa llevan la inscripción “USO EXCLUSIVO IPS” en mayúsculas. El falsificado no tiene dicha inscripción.

En cuatro lugar, los medicamentos de Quimfa son estables y durante la manipulación para la administración al paciente no tienen un cambio de color, es decir, se mantienen incoloros. El falsificado, presenta un color blanco al momento de la manipulación para la administración al paciente.

Teniendo en cuenta dichos parámetros, el laboratorio solicita a la ciudadanía informar de detectar algún producto falso contactando al número 021-2894000 interno 148 y al (0984) 842016, de lunes a viernes. También están disponibles las redes sociales de Quimfa así como el correo electrónico farmacovigilancia@quimfa.com.py.

“Instamos a los familiares y profesionales de la salud a tomar las precauciones correspondientes sobre estos medicamentos, ya que se desconoce el daño que puedan causar a los pacientes con COVID-19”, sostiene el comunicado.

Agrega que el departamento jurídico de Quimfa ya se encuentra trabajando en las medidas legales a fin de evitar este tipo de prácticas dañinas para la salud de las personas.

Puede interesarle: Levantamiento parcial de restricciones da un soplo de libertad en España


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar