Las mujeres de la Asociación de Mujeres Alfareras Nativas de Caaguazú, Itá Kambuchi Apo, siguen innovando en la producción de alfarería nacional. Además de la creación del lavatorio de manos con la imagen de la mujer paraguaya, cántaro estufa tipo salamandra, ahora presentan el kambuchi brasero, una excelente opción para mitigar el frío en los interiores del hogar.

“Con este frío que se viene estamos preparando fogones, cántaro estufa tipo salamandra y cántaro brasero. El cántaro estufa tipo salamandra yo ya había hecho en el 2000, pero como en ese entonces no había redes sociales y no tenía cómo hacer propaganda para las ventas, dejé de hacer un tiempo, luego nos invitaron a una feria internacional de alfarería en México y volvimos a hacer en el 2018, desde allí la gente conoció esta creación”, relató doña Vicenta Rodríguez, presidenta de la Asociación Kambuchi Apo de la compañía Caaguazú de Itá, en comunicación con La Nación.

Mujeres alfareras nativas de Itá sorprenden con creaciones de barro, como este kambuchí brasero. Foto: LN.

El kambuchi brasero es un cántaro propiamente, pero con la peculiaridad de una gran abertura que sirve para cargar el carbón y encender el fuego adentro. Encima de la boca del cántaro se puede sentar la pava para calentar el mate, típico de nuestra cultura, especialmente en estos días de bajas temperaturas, señala doña Vicenta.

“La idea del cántaro brasero de barro surge de la propia necesidad; como todas las integrantes de la Asociación, soy madre y ama de casa, utilizo el brasero, más aún en este tiempo frío y de ahí surgió, pero esta creación no es nueva, desde el 2015 venimos haciendo después de haber hecho el cántaro estufa tipo salamandra, ya vendimos mucho pese a la poca visibilidad que tuvo”, cuenta la alfarera.

Nota relacionada: Alfareras nativas de Itá crean novedoso lavamanos en forma de mujer paraguaya

La Asociación de Mujeres Alfareras Nativas de Caaguazú Itá Kambuchi Apo se encuentra ubicada en la ruta 504 General Marcial Samaniego de la compañía Caaguazú de la ciudad de Itá, departamento Central. La nucleación la conforman un total de 11 mujeres, entre ellas doña Vicenta Rodríguez, todas jefas de hogar, por lo que toda la familia, hijos, sobrinos y nietos se dedican al trabajo de alfarería innovadora para apoyar a sus madres y abuelas.

“Trabajamos entre 11 familias aquí en la Asociación donde hacemos todo tipo de creaciones, no es una labor fácil, pero ahora con los precios que estamos teniendo y la aceptación de la gente es un trabajo rentable, antes no se quería trabajar en esto porque vendíamos nuestros cántaros a G. 10.000 o 15.000″, recuerda doña Vicenta.

Los kambuchi brasero están entre G. 100.000 y G. 370.000, dependiendo del tamaño, mientras que el kambuchi estufa tipo salamandra hay de G. 600.000 con 85 centímetros, hay más grandes de hasta 1,2 metros. Los interesados en adquirir estas innovadoras creaciones hechas a mano y con amor por parte de estas madres, pueden comunicarse al (0985) 623-247 o seguir la página de Instagram @kambuchi_apo, donde se puede ver el catálogo de creaciones de la Asociación.

Leé también: En el Hospital Nacional de Itauguá no se está viendo la disminución de casos, dice directora

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar