La pandemia agravó aún más la dificultad para la obtención de empleos a los jóvenes y también se ha convertido en una oportunidad para llevar a cabo estafas y abusos, propios de personas inescrupulosas.

El director de la Oficina de Empleos de la ANR, Enrique López Arce, explicó que, en la desesperación por conseguir un empleo, la mayoría de las personas comparte sus datos personales en su curriculum vitae (CV), lo que genera el acoso, sobre todo, a mujeres jóvenes.

Le puede interesar: Director del Ineram: “Esto se desbordó y nos esperan semanas peores”

“Lo primero que se tiene que entender es que la mejor manera de conseguir empleo es postular a puestos vacantes en páginas serias, como las consultoras de RRHH conocidas o bien las páginas oficiales de las empresas o instituciones dedicadas a buscar empleos”, agregó.

Evitar afiches y mensajes de desconocidos

López Arce aconsejó evitar postular a partir de afiches que llegan de fuentes desconocidas o en grupos de mensajería vinculados a la búsqueda de empleos. “Estos grupos pueden tener buenas intenciones, pero no controlan las publicaciones. Un detalle que se debe observar siempre son los errores ortográficos o de concordancia”, agregó, siempre basándose en la experiencia que le ha tocado conocer en el ámbito de la búsqueda de empleo.

Añadió que actualmente existen personas que están compartiendo sus datos personales y piden difundirlo entre sus contactos, para lograr un puesto laboral, pero la efectividad de este método no es muy elevada, porque las empresas muy pocas veces tienen en cuenta esta manera de recibir información.

Denuncia de varios casos

López Arce indicó que conoce al menos 6 casos, todas ellas mujeres jóvenes, quienes atraídas por el anuncio se pusieron en contacto con el oferente, incluso algunas de ellas llegaron hasta el lugar para encontrarse con la sorpresa que lo ofrecido era falso y las intenciones realmente eran otras. “No se debe levantar la totalidad de la información personal en un CV, y se debe poner énfasis en las preferencias laborales que el buscador de empleo desea y la experiencia anterior”, dijo el especialista.

Aconsejó a las personas que están en busca de un empleo en las redes sociales evitar frases como “Estoy desesperada o haré cualquier clase de trabajo”. “En una empresa seria, esas expresiones descalifican a la persona, pues quienes disponen de las vacancias laborales buscan estabilidad emocional. “Si las cosas están difíciles, mejor no externalizar, pues eso es algo que buscan los acosadores”, mencionó.

No publicar información sensible

También pidió no publicar datos como el número de cédula de identidad, dirección personal, número telefónico ni datos de las referencias personales. “Esto también favorece a los estafadores para utilizar estas informaciones en su provecho propio”, indicó López Arce, para luego mencionar que la búsqueda de empleo tiene sus reglas como otros procesos y que la gente que se encuentra en esa situación tendrá más posibilidades de éxitos a medida que conozca esas reglas.

Lea también: Sindicato docente pedirá mañana la suspensión de las clases presenciales

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar