La situación sanitaria por la que atraviesa nuestro país a causa del COVID-19 es bastante complicada. El personal de salud está trabajando al máximo y en malas condiciones. Al respecto, Mirna Gallardo, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE), dijo en contacto con Universo 970 Am que exigirán más personal.

“El personal de enfermería y todo el equipo de blanco está desbordado. Situaciones en las que tenemos que encontrarnos en los servicios con una enfermera para 15, 18 y hasta 20 pacientes. Es una situación que prácticamente es insostenible por mucho tiempo”, mencionó.

Refirió que hasta ayer viernes venían solicitando la incorporación de más enfermeras pero desde la semana próxima ya lo harán una exigencia.

“Vamos a exigir más enfermeras porque la situación ya es prácticamente imposible para el equipo de enfermería. Trabajar con esta cantidad de usuarios con la responsabilidad que implica un gran trabajo manual que hay que hacer combinado con el trabajo del conocimiento, porque un error lleva consecuencias terribles”, sostuvo.

Explicó que un grupo importante de enfermeras se encuentra con vulnerabilidad, entonces están haciendo otros roles y otras funciones.

“Aparte de eso tenemos un importante grupo de enfermeras que está también padeciendo la enfermedad, se encuentra en aislamiento o con reposo médico. Este oscila en un porcentaje del 32 al 33%”, expuso.

Gallardo indicó que eso implica que en una guardia que tenían que estar 10 enfermeras están 7 o están 4, pero la cantidad de pacientes es la misma. “Si esa sala tiene 40 o 50 pacientes, o los que tenga, tienen que ser atendidos. Toda la atención de esos usuarios recae sobre ese personal que está en la guardia, entonces ahí es donde se da esta situación”, agregó la profesional.

Leer más: Desesperación e impotencia: joven suplica a Borba por una cama de terapia para su madre con COVID-19

No es nada fácil

En otro punto, la presidenta de la APE habló del orden de prioridad que se tiene que atender en cuanto a los cuidados de los pacientes.

“Hay medicaciones que se tienen que hacer y hacerla a 5 pacientes como establecen las normas, no es igual a tener que hacerlo a 15 o 20 pacientes. Y no solamente eso, está la alimentación, el cambio de posición, acompañarle para hacer sus necesidades fisiológicas, suministrar medicamentos, oxígeno. Es un gran estrés el que pasa el equipo de enfermería y eso hay que estar ahí para darse cuenta”, enfatizó.

Resaltó que no es nada fácil lo que están viviendo las licenciadas. “No pueden ni sacarse los trajes, no ingieren líquido, no se alimentan el tiempo que están allí. Es muy difícil y eso genera mucha tensión. Se está tratando de hacer lo humanamente posible atendiendo, porque ninguna enfermera ha dicho ‘no, yo no le voy a poder atender a estos pacientes’. Se trata de hacer todo y cubrir, salen exhaustas las licenciadas de la guardia”, apuntó.

Leer también: Cierran penitenciarías en Encarnación y Ciudad del Este por casos activos de COVID-19

Asistencia psicológica a enfermeras

En cuanto a la contención psicológica para las enfermeras, teniendo en cuenta la difícil tarea que realizan diariamente, aseguró que no hay tiempo para eso.

“No hay tiempo en este momento de asistencia psicológica para enfermería, no tenemos nada de eso en este momento. Hay un call center donde uno puede llamar pero el trabajo día a día es sumamente difícil. Es imposible suministrar los cuidados de enfermería en la forma en que son demandados. Hoy realmente salimos de todos los contextos”, manifestó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar