La realizan mediante una serie de ejercicios respiratorios que pueden ser a través de dispositivos para respirar o que el paciente lo haga por sí mismo, acompañado por ejemplo de los brazos.

Una parte fundamental para abordar luego de haber superado la enfermedad del COVID-19 es lo vinculado con la respiración. En algunos casos, las secuelas son leves, pero en otros, el tiempo de recuperación es mayor. En este sentido, es importante conocer acerca del tratamiento que se lleva a cabo con este fin, por lo que la licenciada Jazmín Pérez, jefa del departamento de Rehabilitación Cardiorrespiratoria del Hospital de Clínicas, comentó que en el hospital escuela cuentan con este servicio.

“Ofrecemos un servicio de kineconsulta para la rehabilitación pos-COVID, pero en realidad es un aspecto que abarca más sistemas, no solamente el pulmonar porque el objetivo es recuperar ese paciente, mantener o recuperar su capacidad de acuerdo a lo que necesita para realizar sus actividades de la vida diaria”, empezó contando en contacto con La Nación.

Lic. Jazmín Pérez, jefa del Departamento de Rehabilitación Cardiorrespiratoria del Hospital de Clínicas. Foto: Gentileza.

Método de trabajo

Pérez señaló que como el COVID genera una respuesta inflamatoria principalmente en el pulmón, eso es lo que lleva al paciente a la consulta, pero posteriormente sale con mayores secuelas desde el punto de vista cardiovascular. “Puede incluso tener secuelas neurológicas, incluso psicológicas, entonces nosotros abordamos una rehabilitación integral, enfocada por supuesto primariamente en el aspecto pulmonar, pero yendo a los otros sistemas en la medida en que el paciente demande ese tipo de abordajes”, expresó.

La profesional explicó que lo que hacen es una evaluación funcional respiratoria y física por videollamada. “El paciente es derivado de un profesional médico, esto es un requisito indispensable porque tenemos que saber qué secuelas tiene. También nos puede compartir sus estudios complementarios, por ejemplo su tomografía, radiografía, lo que tenga pertinente, como para nosotros enfocarnos en ese diagnóstico derivado”, sostuvo.

Pérez indicó que a partir de ahí inician un tratamiento de seguimiento al paciente. “Demandamos una serie de ejercicios respiratorios que pueden ser a través de dispositivos para respirar o que el paciente lo haga por sí mismo, acompañado por ejemplo de los brazos. Enseñamos unas técnicas de respiración que son muy sencillas y el paciente lo debe realizar a diario en su domicilio y le vamos haciendo un seguimiento”, apuntó.

Los pacientes realizan ejercicios de respiración. Foto: Gentileza.

Tiempo del tratamiento

Mencionó que el tiempo de los ejercicios y el tratamiento dependen de cada paciente en forma individual, de la limitación que el paciente manifieste en la sensación de falta de aire, por ejemplo, tras realizar el ejercicio. “Cada paciente tiene una repetición del mismo, diferente. Nosotros eso es lo que evaluamos en la consulta virtual y después le damos como un esquema, un protocolito de ejercicios que debe realizar y nos va refiriendo cómo se va sintiendo a medida que pasan los días y vamos aumentando esa progresión”, remarcó.

En cuanto a la periodicidad diaria, la profesional aseguró que la consigna es que el paciente repita la mayor cantidad de veces posible porque es un paciente que está convaleciente y necesita un proceso de recuperación más intenso.

Leer más: COVID-19: situación sanitaria empeora con 2.479 nuevos positivos y cerca de 2.700 internados

“La indicación normal es que lo haga por lo menos mínimo dos veces en el día, todos los días, de acuerdo a la progresión, y vamos aumentando a medida que pasen los días y de lo que nos va refiriendo el paciente en cuanto a signos y síntomas. Si le cansa o no, si le fatiga, porque la disnea y la fatiga son los signos o síntomas que nosotros tenemos en cuenta en este sentido”, aseveró.

Pacientes en seguimiento

Pérez manifestó que la ventaja que se tiene es que generalmente los pacientes debido a la pandemia tienen como una internación domiciliaria y la mayoría dispone de dispositivos de medición de la saturación de oxígeno y la frecuencia, entonces eso sirve como una medida objetiva de progresión.

Indicó que por el momento lo hacen a través de consultas online porque por el momento no tienen abierto en Clínicas el servicio de rehabilitación física presencial, pero en un momento futuro –un poco lejano todavía– van a incorporar también esa modalidad.

La atención es de 7:00 a 15:00. Foto: Gentileza.

Dijo que ven pacientes internados que serían en la fase aguda y a partir de ese momento empiezan la recuperación y le hacen luego el seguimiento en forma virtual. Resaltó que ellos están haciendo kineconsulta a partir del año pasado y que en julio iniciaron la rehabilitación pos-COVID.

Comentó que el servicio es gratuito y que actualmente tienen 80 pacientes en seguimiento. Explicó que a partir de los 3 meses pasan a tener un seguimiento más largo; es decir, cada 15 días, porque al principio es continuo. En cuanto a la cantidad de pacientes que tienen, la profesional indicó que desde que iniciaron el sistema de kineconsulta, tienen más de 500 atenciones porque realizan en todas las áreas de atención, incluso niños, pero en la parte de COVID están haciendo el seguimiento a 80 pacientes.

Leer también: Atención sanitaria: diez nuevos amparos fueron presentados solo este jueves

Para la atención, tienen habilitado el horario de 7:00 a 15:00. “Tenemos una línea habilitada que es el (0986) 291-314, donde el paciente se puede agendar, completar un formulario que le pedimos el requerimiento de diagnóstico, derivación y demás, adjuntar su derivación médica para nosotros tener en cuenta cómo ingresa el paciente y luego le damos un turno”, afirmó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar