Con 190 fallecidos y 10.703 casos positivos de COVID-19 durante la pandemia, Lambaré se ubica entre las ciudades de zona roja por la alta incidencia de casos comunitarios. Según el último reporte del doctor Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria - Central, la ciudad registró 102 nuevos casos, 286 en abril, y 5.073 en lo que va de este año.

Con una inversión de 153 millones de guaraníes, la Municipalidad de Lambaré proyecta la construcción de un columbario COVID en el cementerio municipal, ante la posibilidad de que, además del sistema sanitario, también colapse el sistema funerario de la ciudad.

Nota relacionada: Municipios y gobernaciones establecen el “punto de quiebre” del sistema funerario

“Lastimosamente debemos prever esto. Lambaré es una de las zonas en donde se generan más contagios. En vista que ya no hay espacio suficiente en el cementerio, iniciamos y terminamos la construcción de estos columbarios”, declaró el intendente Guido González a C9N, días atrás.

En una primera etapa, el columbario contaba con 24 camas mortuorias hasta mediados de marzo pasado, de las cuales estaban ocupadas 8, y está previsto que se amplíe hasta cinco pisos, con lo que totalizará 120 nichos.

“Se hizo con supervisión del Ministerio de Salud porque es otro tipo de tratamiento que tienen los fallecidos. Tiene inclusive un sistema de drenaje cada fosa del columbario y un pozo ciego propio. En este caso viene con las especificaciones técnicas”, explicó el jefe comunal.

Sin espacio en Carapeguá

Igualmente, en la ciudad de Carapeguá, en el departamento de Paraguarí, se construye un columbario para 80 fallecidos, debido a la falta de espacio en el cementerio local, que se ubica a 68 kilómetros de Asunción, la capital nacional.

“Acá en nuestra ciudad, y también nuestra gente que vive en Asunción, que estaba por tratamiento de este mal que nos está azotando cada día; ahora muere y se trae aquí también, y prácticamente ya no tenemos espacio”, explicó el intendente Luciano Cañete, en nota al canal 4. “En primer lugar, vamos a prestarle a la gente mientras construye su panteón, los que tienen todavía el terreno propio. Y los que no tienen, vamos a darle por un costo ínfimo para que puedan tener el espacio para recibir a varios compueblanos nuestros”.

“Con el objetivo primordial de seguir reorganizando nuestro Cementerio Colón y por una cuestión de espacio, estamos iniciando como Gobierno Municipal la construcción de un columbario que contará con 80 bóvedas. Aclaramos que los mismos no tienen como finalidad ser utilizados a lo que respecta fallecimientos por COVID-19, pues no se ajusta al protocolo sanitario exigido”, explica el municipio carapegueño a través de Facebook.

Nota relacionada: Ante eventual catástrofe de muertes masivas, preparan fosas comunes

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar