Mediante protocolo sanitario seguro, la Escuela Agromecánica de Caacupé reabrió sus puertas a sus estudiantes tras el receso por Semana Santa y a un año de suspenderse las clases en la modalidad presencial en la institución educativa terciaria.

Son en total 106 jóvenes los que reciben formación agromecánica con miras a convertirse en emprendedores, con la capacidad de planificar, proyectar, montar, instalar, mantener, reparar, operar máquinas, equipos e implementos agrícolas.

“Nosotros a principio de año enviamos nuestro propio protocolo sanitario a nuestros superiores, que es la Dirección de Educación Agraria (DEA), y ellos se encargaron de enviar de vuelta al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); ellos remitieron al Ministerio de Salud, y luego sacaron las resoluciones para la vuelta segura a clases y también salió la resolución del MEC con los protocolos de internados, porque nosotros somos una institución con ese régimen”, explicó Álvaro González, director de la Escuela Agromecánica.

En el protocolo para el retorno seguro se divide al estudiantado en grupos burbuja y por sistema de rotación quedan internados en las instalaciones de la institución educativa terciaria durante dos semanas. De esta forma, podrán identificar a los integrantes de cada grupo en caso de presentarse una persona con síntomas del COVID-19 y enviarlos a cuarentena si fuese necesario, explicó.

Con protocolo sanitario, Escuela Agromecánica de Caacupé abrió este año sus puertas a estudiantes. Foto: Gentileza.

“Estamos trabajando por grupos de mitad y mitad del primero y segundo año, ya que tercer año este 2021 no tenemos porque el año pasado quedaron suspendidas las clases presenciales porque son meras pasantías en las empresas. Entonces, los del primero y segundo año están viniendo en grupos burbuja de la mitad del alumnado porque tenemos aquí varios pabellones, los del primero se encuentran distribuidos en tres talleres de otro pabellón y los del segundo en otros tres talleres de otro pabellón, por las diferentes áreas que se enseñan”, resaltó González.

Según el protocolo, las clases pueden darse en laboratorios con capacidad de hasta 20 personas, los amplios salones permitirían la permanencia de más de 20 personas por laboratorio; sin embargo, no completan esos números en los grupos burbuja, máximo están entre 10 personas trabajando en las clases prácticas de los talleres.

Leé más: Quedan cuatro días para postularse a las becas Itaipú-Becal 2021

Solo el 50% del alumnado forma parte del régimen de internado, atendiendo a que son estudiantes que provienen de zonas muy lejanas a la institución educativa, por lo que se albergan dentro del sistema de internado para evitar viajar todos los días.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar