Hoy para la feligresía católica se celebra la gran vigilia pascual, la fiesta más grande de la historia. Anteriormente la misa de resurrección de Jesús se hacía a la media noche, pero atendiendo a la inseguridad la misma se realizaba hasta el año pasado a las 19:00. Este año con motivo de la pandemia la misa se realiza a las 18:00.

“Es la fiesta de las fiestas en la que celebramos la resurrección de Jesús. Según las crónicas del cristianismo la gente no dormía esa noche, sino que estaban cantando, con antorchas, era toda una fiesta para celebrar la resurrección de Jesucristo”, comentó el sacerdote Antonio Rafael.

Resaltó que si Jesús no resucitaba en aquel tiempo solo se lo habría recordado como un buen hombre, pero que sería olvidado como todo ser humano. “Hoy gracias al testimonio de los apóstoles y de los primeros mártires porque ellos han visto que Jesús resucitó. Ese es el fundamento de nuestra fe la resurrección de Jesucristo”, afirmó.

Centrarnos en la figura de María

Por su parte el hermano capuchino Marcelo Caballero, resaltó que al sábado anteriormente se la llamaba sábado de gloria, pero que en la actualidad es conocido como sábado Santo porque forma parte de los días santos. “La iglesia católica nos invita a centrarnos en la figura de María de la Virgen Dolorosa, la que caminó con Jesús todo su viacrucis, de la que estuvo con el señor al pie de la cruz y vio donde fue colocado en el sepulcro”, mencionó.

Hoy se celebra la fiesta de las fiestas dentro de la feligresía cristiana. Foto: Cristóbal Núñez.

Lea más: COVID-19: informe revela 120 casos sospechosos de reinfección

Afirmó que fue María quien en silencio estuvo en constante oración por su hijo en este día de espera y esperanza. “El sábado es un día de espera y también de esperanza. Esperamos que algo suceda y la esperanza nos invita de que algo suceda, por eso estamos invitados a rezar el rosario en familia en este día y compartir la palabra de Dios”, expresó.

Agregó que se deben leer los anuncios de la pasión de Jesús y ver cómo fue capaz de ofrecerse por todos nosotros. “Pero sobre todo mirar a María una madre sufriente y que vio grandes cosas por parte de Dios, que también sostenida por esto que vio y su fe sabe que el señor no va a dejar las cosas como están, saber que él tiene algo mejor para todos nosotros”, apuntó.

Preparar los corazones

El padre destacó que este sábado debemos acompañar a María y prepararnos para la gran fiesta pascual. “Es la invitación que tenemos para este sábado preparando el corazón para la gran fiesta pascual, pero pedirle a María como hace 2000 años atrás siga acompañándonos como madre Dolorosa en el camino de la cruz por la que estamos pasando hace más de un año con la pandemia”, sostuvo.

Así también, recordó que este sábado santo es la vigilia pascual que se celebra en la noche del sábado y es la madre de todas las vigilias. “En este contexto estamos invitados a celebrar que es una noche de oración y no hace falta que sea toda la noche, pero lo que sí se puede hacer en familia es leer las propuestas de lectura de este día. La iglesia nos propone siete lecturas del antiguo testamento con siete salmos y una lectura del nuevo testamento más un salmo, y el evangelio de la resurrección”, recomendó.

Vivir con esperanza

Por último, sostuvo que este día se debe vivir con esperanza y entregar todo lo malo al señor. “Ofrecernos también nosotros para tener una vida nueva, para entregarnos a una vida renovada en su gracia”. Así también, instó a las familias a adornar sus casas con flores y todo aquello que muestre que hay fiesta. “Porque este Jesús a quien vemos padecer y entregarse por nosotros es el que resucita para la vida nueva”, concluyó.

Hoy se debe esperar con mucha oración la resurrección de Cristo. Foto: Carlos Juri.

Te puede interesar: Vacunas solas no serán efectivas, advierten

Dejanos tu comentario

9H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar