Cien alumnos de una humilde escuela ubicada en Concepción iniciaron las clases presenciales ayer lunes, pero en aulas ubicadas bajo árboles, debido a que los pabellones están clausurados por peligro de derrumbe desde hace 2 años. La modalidad virtual no es una opción a raíz de la falta de señal de telefonía o conexión a internet.

Se trata de la Escuela Básica Nº 1.730 Inmaculada Concepción, ubicada en la localidad Frontera Kurusu Ñu, distante a 25 kilómetros de la ciudad de Concepción. Un total de cien alumnos, desde el nivel inicial hasta el tercer ciclo, comenzó en precarias condiciones las clases presenciales luego de más de un año de total virtualidad a raíz de la pandemia.

Teresa Galeano, directora de la escuela, habló con el periodista Ángel Flecha, corresponsal del Grupo Nación en la zona, y explicó que desde el 2019 casi todas las aulas están clausuradas debido a que los pabellones presentan graves problemas de infraestructura. Hoy en día, solo quedan dos aulas habilitadas y esto hace que cuatro grados por turno desarrollen sus clases bajo árboles.

Podés leer: Clases virtuales: recomendaciones para sobrellevar la educación desde casa

“Iniciamos las clases hoy, luego de varias semanas porque las preclases ya comenzaron el 11 de febrero. Teniendo en cuenta que los dos pabellones de la escuela permanecen inhabilitados, tenemos clases al aire libre. Gracias a Dios tenemos una linda sombra, entonces preparamos las aulas bajo árboles y a partir de ahí, vamos con muchas ganas a pesar de todo”, expuso.

La también docente mencionó que en el primer pabellón funcionaban cuatro aulas que contemplaban la educación inicial, primer y segundo ciclo. En el segundo pabellón, donde solo dos aulas funcionan, se establecía el tercer ciclo.

Leé también: Privados lamentan suspensión de clases presenciales

Con todo el entusiasmo, y a pesar de las precarias condiciones, los más chicos también volvieron a clases presenciales. Foto: Ángel Flecha.

Desidia y falta de internet

Galeano lamentó que no existen proyectos ni dinero para mejorar o empezar obras en la locación y aseveró que ya hicieron muchos reclamos al Ministerio de Educación, pero que nunca recibieron respuestas.

En caso de lluvias, la directora aclaró que pasarán totalmente a las clases en la modalidad virtual así como lo estaban haciendo desde el pasado 2 de marzo. Sin embargo, mencionó que esto se dificulta bastante porque no tienen conectividad a internet en el área. “El año pasado se le entregó a los directores una computadora con 15 gigas de Tigo, pero acá Tigo no tiene señal, entonces no nos sirve”, culminó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar