Una nueva movilización se prepara este lunes en Paraguay, sacudido desde el viernes por protestas en reclamo de la renuncia del presidente Mario Abdo, al que los manifestantes acusan de mal desempeño en la crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19.

Aunque el mandatario trata de aplacar las protestas con el nombramiento de nuevos ministros y la promesa de “corregir” sus errores, los manifestantes volverán a salir a las calles en coincidencia con la tradicional marcha por el Día de la Mujer.

Lea más: “Unidos somos más fuertes”, la enseñanza que dejaron los “héroes”

La manifestación feminista en Asunción está prevista en la plaza de la Democracia y la concentración de opositores en la plaza del Congreso. La noche del domingo, varios centenares de personas intentaron llegar hasta la casa del presidente en demanda de su renuncia, pero la marcha fue bloqueada por la policía.

En la madrugada del lunes, un grupo de manifestantes se trasladó hasta las inmediaciones de la residencia del expresidente Horacio Cartes (2013-2018) donde fueron dispersados por fuerzas antimotines.

Vacunas, la prioridad

La llegada de apenas 4.000 dosis de vacunas Sputnik V destinadas al personal de terapia intensiva de los hospitales hizo estallar el descontento que apuntó a la gestión oficial. El presidente chileno Sebastián Piñera auxilió a Abdo al enviar de inmediato el pasado sábado 20.000 dosis de vacunas de la china Coronavac para el personal sanitario.

A su turno, el presidente del Senado de Paraguay, Oscar Salomón, anunció este lunes que en pocos días más llegarán otras 36.000 dosis de vacunas contra el COVID-19.

Paraguay, con poco más de 7 millones de habitantes, espera, sin precisión de fechas, la importación de 4 millones de vacunas bajo el sistema Covax establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de un millón de dosis de Sputnik V.

Lea más: Jineth Bedoya Lima, el nombre del coraje

“Estamos buscando conseguir la mayor cantidad de vacunas en el menor tiempo posible”, dijo este lunes en conferencia de prensa el nuevo ministro de Salud Julio Borba. El funcionario reemplazó a Julio Mazzoleni, cuya renuncia fue exigida por la oposición el pasado jueves.

La oposición -minoritaria en el Congreso- liderada por Efraín Alegre, ex rival de Mario Abdo en las elecciones de 2018, anunció que redactará un libelo acusatorio para intentar la destitución vía juicio político del presidente. Sin embargo, eso no será posible sin el apoyo de los seguidores del exmandatario Cartes, disidente de Abdo en el partido Colorado oficialista.

El descontento popular se generó hace 10 días, con protestas frente a los hospitales de familiares de enfermos por COVID-19 a los que se unieron médicos y enfermeros, debido a la escasez de medicamentos en el sector público y los excesivos precios en el sector privado. Hasta el momento la pandemia dejó un saldo de más de 168.000 contagios y 3.318 muertos.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

12H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar