Finalmente, el Ministerio de Salud hizo pública la lista del personal que ya recibió su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, luego de duras críticas de la ciudadanía y sectores políticos que reclaman mayor transparencia.

Salud en un principio alegó una cuestión de confidencialidad, pero ahora decidió publicar nombre y apellido de los que están siendo vacunados.

El listado de vacunados es de carácter público y se encuentra en la página web del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. En un principio, la doctora Doris Roig, coordinadora nacional de Regiones Sanitarias de la cartera estatal, había indicado que la publicación de los nombres de las personas que están siendo inoculadas no corresponde por un tema de confidencialidad. Sin embargo, manifestó que iba a poner a consideración de sus superiores.

Podés leer: COVID-19: unos 195 trabajadores de blanco fueron vacunados en primera jornada

Entonces, Salud comunicó ayer lunes 23 de febrero que publicaría los nombres y apellidos de los inmunizados previa autorización de los mismos, cuya aclaración debía darse al momento de registro en la plataforma de aplicación habilitada por el ministerio.

Tras igualmente recibir cuestionamientos por esta situación, la entidad pública optó por hacer pública la nómina de funcionarios vacunados de forma obligatoria. Incluso, en el mismo portal de agendamiento para la vacunación incluyeron la siguiente observación: “El registro en esta plataforma y la aplicación de la vacuna implica la autorización para la publicación de sus datos personales”.

En la misma página se pude visualizar la lista de vacunados que, a la fecha, asciende a 200 profesionales, entre médicos, enfermeros y otros trabajadores fundamentales de la primerísima línea de lucha contra el COVID-19, además de terapistas del sector privado.

Defienden transparencia

En redes sociales esto derivó a opiniones en contra y a favor de la publicación de la nómina. Un usuario de la red social Twitter alegó que se debe tener cuidado con el derecho a la intimidad, que se garantiza en el artículo 33 de la Constitución Nacional y advirtió que con la excusa del COVID-19 se violen derechos adquiridos.

Otro usuario respondió y cuestionó qué intimidad sería la que está siendo violada, y aseveró que la publicación es justa y necesaria para el control ciudadano. “Para que no haya, como siempre, los pillos y peajeros que se beneficien de esta situación. Nombre, cargo y punto. No necesitás otros datos. Así sabés que vacunaron a un personal de blanco que está arriesgando su vida y no a un carruaje”, argumentó.

Cabe recordar que los senadores Tony Apuril y Patrick Kemper plantearon que el Ministerio de Salud registre con nombre y apellido las personas que reciban las dosis de vacunas anti-COVID-19 y que el listado sea de acceso público.

Podés leer: Se inició vacunación contra el COVID-19 en Cordillera, Concepción y Amambay

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar