Tras la recepción del primer lote de 4 mil dosis de la vacuna contra el COVID-19, el jueves pasado, y el inicio de la campaña de inmunización con 2 mil trabajadores de la salud desde este lunes, Paraguay comenzará un proceso para frenar la pandemia, especialmente en cuanto a casos graves y muertes a causa del coronavirus.

“Estas primeras 4 mil dosis equivalen a 2 mil vacunados y corresponde a todo lo que es el área de alto riesgo. Tenemos alrededor de 1.500 o 1.600 personas que trabajan en terapia intensiva, entre médicos terapistas, enfermería, camilleros, bioquímica. Todo ese grupo ronda las 1.600 personas, más o menos, y un poquito más cuando se meten también los laboratorios, porque los bioquímicos que manipulan el virus, también son de alto riesgo”, explicó el doctor Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de la Salud, en entrevista con el Noticiero Trece.

“Con estas 2 mil personas vacunadas prácticamente estamos vacunando totalmente al equipo que está trabajando en primerísima línea, la que manipula el virus o los que están en salas donde todos los casos que tienen son Covid”, explicó. “Entonces, este personal de blanco que tiene mayor riesgo, a medida que en las próximas semanas vayan llegando las dosis, esperemos con volúmenes más grandes, vamos ir accediendo a los otros grupos de personal de blanco y también al otro grupo que corresponde a etapa uno, que son los mayores de 60 años”.

Lea más: ¿Usás Google Meet? Se vienen las reacciones con emojis y más funciones nuevas

Consultado acerca de qué es necesario para que el país alcance un nivel de inmunidad comunitaria ante el COVID-19, Sequera respondió: “En términos teóricos, se habla de un 66 a 70% de la población tiene que estar inmunizada para que la epidemia vaya bajando. Tenemos un problema con la vacuna, ninguna está aprobada para niños, para menores de 18 años. Si nosotros sacamos a los menores de 18 años del mapa de personas a vacunar, estamos sacando a un 40% de la población y nos queda un 60%”.

“Entonces, de ese 60% nosotros creemos que puede haber un 10% o menos, que por ahí no quiera vacunarse o espere alguna otra vacuna que considere más confiable. La cantidad de dosis que vendrán apuntan a vacunar a un 50% de la población. Y no es cualquier 50%, apunta a vacunar a las personas que más vulnerabilidad tienen. Los que tienen comorbilidades, como diabetes, los que tienen problemas pulmonares, los que tienen hipertensión. Estas personas son las que más fallecen”, explicó.

“De cada 10 fallecidos que tenemos por día en Paraguay, 7 prácticamente son mayores de 60 años, y 2 o 3 de los jóvenes que fallecieron tenían alguna comorbilidad. Si estos se vacunan, por lo menos el impacto más duro de la epidemia, que es la mortalidad y los casos graves van a disminuir; la epidemia puede seguir funcionando, o sea, puede haber habiendo casos, pero los casos graves y las muertes, que son los que más nos importan, irán disminuyendo”, resaltó el especialista en epidemiología.

Lea más: Instan a estar alertas ante síntomas de dengue en niños

Paralelismo con la influenza

El funcionario de Salud Pública indicó que el plan de vacunación anticovid apunta a abarcar al 50% de la población paraguaya; e hizo un paralelismo con la campaña que se realiza anualmente con la influenza, donde las vacunas se reciben aproximadamente en abril, y para el primer semestre programan que esté inmunizado el mayor porcentaje de niños y adultos mayores, que es la población más afectada por esta epidemia.

Con esa misma lógica, al abarcar entre 1.200.000 y 1.500.000 de personas, no se pretende frenar la epidemia, si no tratar de evitar que haya más muertes, afirmó el médico. No obstante, con el coronavirus considera que las cuestiones logísticas a nivel mundial que provocan todavía una escasez de vacunas harán que el proceso sea más lento. Sin embargo, Sequera prevé que para el segundo semestre de este año mejorará la producción de los laboratorios, con diversas alianzas e inversiones que se están anunciando.

Sputnik V y AstraZeneca

A casi un año del inicio de la pandemia en Paraguay, el jueves 18 de febrero pasado arribaron las 4 mil primeras dosis de la vacuna contra el COVID-19, cuando el país roza 150 mil casos y supera 3 mil fallecidos. Este lunes inicia la inmunización de personal sanitaria de primera línea, entre críticas y esperanza, en hospitales de Asunción, Itauguá, Encarnación y Ciudad del Este.

Se aguardan un millón de vacunas del proyecto ruso Sputnik V; y 4,3 millones de la británica AstraZeneca por el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Más información sobre el plan de vacunación del Ministerio de Salud Pública: https://vacunate.mspbs.gov.py.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar