Se debate hoy en las redes la posición del ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, quien anoche en un programa de televisión –posiblemente impulsado por la asesoría de comunicación del Gobierno, para descargar sobre algún sector las torpezas de su gestión– pidió aumentar impuestos para que la cartera a su cargo pueda gestionar mejor.

La alusión a que se mejoraría la tarea del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social si se elevara el volumen de impuesto al tabaco cayó muy traído de los pelos en diversas opiniones en redes, que ni los propios promotores de tal tesitura le dieron mayor acompañamiento.

Salud Pública no ha sido noticia este año difícil por su gestión, sino más bien por las “tragadas” que se denunciaron, como el caso de las camas de oro. Foto: Archivo.

La posición más constante es que Mazzoleni pide más impuestos para la gestión de Salud Pública, pero salud no ha sido noticia este año difícil por su gestión, sino más bien por las “tragadas” que se denunciaron casi cotidianamente.

La entrevista instalada en los medios del Grupo Vierci pasó por alto los tremendos “fatos” descubiertos durante la administración de Mazzoleni en las adquisiciones de insumos ante el COVID-19, que han generado un gran escándalo y la interrupción de urgentes procesos licitatorios.

Leé también: Político de la semana: un Mazzoleni sin encanto popular, a pasos de una interpelación

También, el ministro olvidó explicar su ausencia de capacidad como ordenador de gastos de Salud Pública, lo que dejó un tendal de funcionarios destituidos y procesados, lo cual, según analistas, responde a una orden superior para salvarlo a él.

De hecho que, una vez destapada la olla de supuestos hechos de corrupción, el Gobierno se apresuró a instalarle un ministro auxiliar, Arnaldo Giuzzio, que le ayude a entender sobre la administración de los recursos.

Falta de humanidad

La opinión pública nacional e internacional calificó como total ausencia de humanismo el manejo del caso Bianca. Foto: Archivo

El déficit de Mazzoleni no solo guarda relación con su evidente ausencia de capacidad para manejar recursos, sino también con lo que la opinión pública nacional y conocidos referentes internacionales calificaron como total ausencia de humanismo el caso Bianca.

No bastaron los tuits nacionales, hubo hasta posiciones públicas internacionales calificándolo como “falto de corazón” por su actitud con el caso de la niña que padece AME, que mediante la presión de los medios y la opinión pública logró cambiarse, afortunadamente.

Miembros del sector privado cuestionan su posición de aumentar impuestos para cubrir los gastos de salud, en tanto es conocida la ineptitud de su administración no solo para utilizar los recursos que están a su disposición, sino para hacerlo con transparencia.

Te puede interesar: Mazzoleni debe dar explicaciones a senadores sobre el caso Bianca

Dejanos tu comentario

20H

El país registró ayer apenas 1 fallecido por COVID-19. ¿Cómo se puede mantener el descenso de muertes y nuevos casos?

Click para votar