La Nación captó imágenes de menores de 12 años y adultos mayores este domingo en Caacupé, estas personas calificadas como población de riesgo -en el marco de la pandemia del COVID-19- siguieron las misas desde fuera del Santuario, exponiéndose al sol y el calor.

Esto, pese a prohibiciones impuestas por las autoridades sanitarias y la propia Iglesia católica, que piden a los peregrinos no acudir al recinto religioso en multitud debido a que esto puede generar un contagio masivo tanto en Cordillera como todo el país, atendiendo a que llegan devotos de todos los rincones del país.

Pese a las reiteradas recomendaciones de las autoridades eclesiales y del Ministerio de Salud que, tanto para las misas como la peregrinación, la asistencia de menores de 12 años y adultos mayores de 60 está prohibida, en el marco del protocolo sanitario para el Operativo Caacupé 2020. Sin embargo, este domingo, esta disposición fue letra muerta.

Lee más: Siete de cada 100 casos de COVID-19 son menores de 19 años

Mayores de 60 años acudieron a Caacupé pese a restricciones y siguieron misa por fuera del vallado de protección. Foto: Christian Meza.

En la Basílica de Caacupé se pudo visualizar la presencia incluso de bebés en brazos de sus padres que, de forma irresponsable, incumplen con las disposiciones, también fueron vistos niños de entre tres a cinco años de la mano de adultos. Igualmente, estuvieron presentes un reducido grupo de adultos mayores que seguían las misas desde las afueras del recinto religioso.

Todos los niños y niñas menores de 12 años, todos los adultos mayores de 60 años, las mujeres embarazadas y todas aquellas personas que cuenten con una patología de base o enfermedad crónica, forman parte del grupo de riesgo, según protocolo preparado por el Ministerio de Salud y el monseñor Ricardo Valenzuela.

“No hay multas, pero no se deja entrar. Todos los niños que vinieron en compañía de sus padres se quedan fuera del vallado de la Basílica y dentro de la plazoleta entran solo las personas que están habilitadas que son los mayores de 12 años y menores de 60. Los muy adultos y los niños no ingresan, la Policía no les permite ingresar”, señalaron desde la Oficina de Prensa de la Basílica de Caacupé.

Lea más: COVID-19: Rusia alcanza 2 millones de casos y nuevo récord de muertos

Pese a restricciones, padres irresponsables llevan a niños menores de 12 a la Basílica. Foto: Christian Meza.

Por su parte, el Ministerio de la Niñez también instó a través de los medios de comunicación a cuidar a los menores de 12 años a la exposición de altas temperaturas en las peregrinaciones y actividades en la ciudad de Caacupé e incluso anunciaron controles estrictos para asegurar el cumplimiento de esta prohibición. Sin embargo, entre los peregrinos siguen llegan niños menores de 12 a Caacupé.

“Hay mucho resguardo policial y no se permite el ingreso a las personas de riesgo dentro del Santuario, lo que se ven es a los alrededores”, señala la comunicadora social. En este sentido, comunican a los padres encargados de menores y de adultos mayores no exponer a sus hijos y abuelos ya que no se les permitirá el ingreso.

Dejanos tu comentario

6H

Ante el relajamiento ciudadano autoridades sanitarias analizan restricciones para las fiestas de fin de año. ¿Sería acertada la decisión?

Click para votar