Durante las primeras horas del domingo, una trágica pelea entre dos internos se registró en el Pabellón del Primer Comando Capital (PCC), de la Penitenciaría Regional de Misiones. En ese lugar, Francisco Raúl Ortigoza González perdió la vida tras recibir heridas de arma blanca. El supuesto autor fue identificado como Jesús Ariel Romero Galeano.

Ortigoza González estaba cumpliendo una condena de 25 años por homicidio doloso, mientras que Romero Galeano, supuesto autor confeso, está imputado por tentativa de homicidio doloso. Ambos internos forman parte de la misma facción criminal.

Le puede interesar: PCC: El crecimiento del terror en Paraguay

Tras el sangriento hecho, las autoridades de la penitenciaría ordenaron realizar una requisa dentro del Pabellón B Alta, logrando la incautación de supuesta marihuana, supuesto crack, bebidas hechas a base de fermentación de cáscaras de frutas (chicha) y numerosas armas blancas de fabricación casera.

El hecho fue comunicado al Ministerio Público para los procedimientos de rigor y a la Policía Nacional, cuyos efectivos llegaron hasta el lugar para reforzar la seguridad de la penitenciaría.

La Penitenciaría Regional de Misiones fue lugar del enfrentamiento entre dos internos, ambos pertenecientes al PCC. Foto: Gentileza.

PCC controla las cárceles en Brasil

El PCC se convirtió en una grave amenaza para la seguridad interna de las diversas penitenciarías en las que sus miembros se encuentran cumpliendo sus condenas. Los diez asesinatos –con seis decapitados y otros tantos quemados– que se die­ron el 16 de junio del año pasado en la Penitenciaría de San Pedro fueron apenas una muestra de la capacidad de generar terror de la agrupación.

El grupo criminal nacido en Brasil mantiene una ascendencia importante en las cárceles y gobierna en casi el 76% de las penitenciarías en el vecino país, según la ONG Conectas, una organización que trabaja por los derechos humanos en Brasil.

Aunque hasta el momento no se conocen más detalles del hecho sucedido en Misiones, al parecer esto podría ser un enfrentamiento aislado entre miembros del mismo grupo criminal, que opera desde hace años en Paraguay.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar