Pedro Juan Caballero (Agencia Regional).

Aunque parezca difícil de creer, el director de la XIII Región Sanitaria, doctor Nelson Collar, confesó que desea dar un “corte definitivo” al problema que viene atravesando la Unidad de Salud Mental trasladándola a un lugar lejano del hospital regional.

Así dijo durante una entrevista radial que mantuvo con un medio de prensa de la zona, al tiempo de manifestar que “piensa diferente” con relación a la posibilidad de devolver a Salud Mental el pabellón que anteriormente ocupaba y que le había sido dado por resolución ministerial, que lleva el número 326/97.

Así también, cuestionó el comunicado emitido ayer por la Asociación Latinoamericana de Medicina Social y Salud Colectiva (Alames) y la Asociación Paraguaya de Psiquiatría.

Esas instituciones repudiaron con dureza la actitud “discriminatoria y de exclusión” de parte de Collar para con la salud mental. “Ante las denuncias, yo también solicitaría propuestas”, dijo el director de la XIII Región Sanitaria.

Argumentó que la visión que la dirección a su cargo tiene es que Salud Mental ya no vuelva a ocupar su antiguo pabellón. “El hospital psiquiátrico no está adherido a otro hospital y esa es la visión que tenemos para la Unidad de Salud Mental”, señaló.

Actualmente, esa unidad se encuentra ocupando, de manera precaria, un pabellón del puesto de salud de barrio Obrero, perteneciente a la Gobernación de Amambay. Se trasladó a ese lugar para que el predio que ocupaba, ubicado en el hospital regional, sea utilizado para el tratamiento de personas con problemas respiratorios.

Tras habilitarse el nuevo pabellón para acoger a pacientes con COVID-19, en vez de devolver el predio a Salud Mental, el director regional optó por entregar el lugar para otro servicio.

Sigue repudio

Esta tarde, las cátedras de psiquiatría y psicología médica; el departamento de psiquiatría de la infancia y la adolescencia y el departamento de Salud Mental de la facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción emitieron un comunicado dando a conocer su preocupación con relación a la peculiar situación que viene atravesando la Unidad de Salud Mental de esta localidad.

En el escrito recordaron que esa unidad es considerada modelo de la descentralización de la salud mental a nivel país.

“Esto ha permitido la internación de pacientes con descompensaciones psicopatológicas en su propia comunidad, permitiendo a los pacientes y a sus familiares evitar tener que movilizar recursos costosos para trasladarle a unidades de atención en Asunción”, reza.

Resaltó las grandes ventajas que acarrean para la comunidad la existencia de la Unidad de Salud Mental en el predio del hospital regional.

“La atención a través de dispositivos de salud mental dentro de hospitales polivalentes es el estándar de atención a nivel internacional (2-5). La declaración acerca de la posibilidad de convertir la unidad en una institución monovalente va en contra de las tendencias actuales y de la propia experiencia de dicha unidad”, señala el comunicado.

Finaliza el escrito diciendo que “creemos prudente manifestar a la opinión pública y particularmente a las autoridades sanitarias nacionales que la decisión de separar o de convertir a la Unidad de Salud Mental de Pedro Juan Caballero en una unidad de atención monovalente constituye una decisión equivocada que terminará empeorando las condiciones de atención de los pacientes con problemas de salud mental y afectando negativamente el nivel de atención sanitaria a nivel país”.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar