El director de la Región Sanitaria de Cordillera, doctor Eduardo Jara, recomendó a las autoridades municipales y religiosas suspender la visita a Tupãsy Ykua ante la aglomeración que ocurrió el domingo último, donde los fieles no cumplieron con las medidas sanitarias para evitar contagios por COVID-19.

“El fin de semana vimos una gran aglomeración de personas en la visita del Ykua, en donde no se mantuvo el distanciamiento físico, no se usó tapabocas y nadie se lavó las manos”, expresó Jara, esta mañana, en contacto con 650 AM.

El profesional manifestó que mantuvo una reunión con representantes del Ministerio de Salud, el Obispado y autoridades municipales, en la que recomendó que se cancele la visita al Tupãsy Ykua este año en raíz a la pandemia por COVID-19. También solicitan mayor seguridad en la zona para hacer cumplir el protocolo sanitario a los visitantes.

Son cientos de personas que a diario visita el concurrido Pozo de la Virgen o Tupãsy Ykua, donde se refrescan y cargan líquido en recipientes, debido a que se considera bendita el agua que brota en este sitio. Ahora, la Municipalidad de Caacupé y el Obispado deben determinar el cierre del visitado lugar.

Lea más: Caacupé: “Brillante oportunidad para demostrar la fe desde las casas”, dice Dr. Rolón

“Se suspendieron las visitas al Tupãsy Ykua. Eso es lo que Salud Pública comunicó y le sugirió a las otras instituciones. El protocolo es dinámico, nada es seguro, y ante cualquier situación que signifique un riesgo, se suspenderían las actividades”, declaró la autoridad sanitaria.

Jara expresó que lo que preocupa es la indisciplina de los visitantes y que no cumplan con las medidas sanitarias de prevención de contagios. “Yo creería que este fin de semana sería crucial y definitivo para definir si se suspende o no la peregrinación a Caacupé”, afirmó.

Lea también: COVID-19: se registran 630 nuevos casos y 13 fallecidos

Por otro lado, Jara expresó que aumentaron las camas de internación en el Hospital Regional de Caacupé, donde se hizo una reorganización de todos los servicios. “El hospital de Caacupé quedó solo para pacientes respiratorios”, mencionó el director de la Región Sanitaria de Cordillera.

El Ministerio de Salud informó sobre 630 positivos, totalizando 65.258 casos confirmados de COVID-19 desde el inicio de la pan­demia en marzo. Asimismo reportó 13 casos de personas falle­cidas a consecuencia del virus, llegando a un total de 1.454 víctimas de la enfermedad.

Dejanos tu comentario

16H

¿Itapúa debería volver a fase 0 como piden las autoridades sanitarias?

Click para votar