Vecinos, familiares y amigos exigen justicia frente a la sede de la Fiscalía de Fernando de la Mora para Natalia Godoy, la joven madre de 29 años fallecida luego de ser arrollada por un vehículo mientras aguardaba un ómnibus de transporte público para ir a trabajar a Asunción. Ocurrió sobre la avenida Mariscal López, a metros de Santa Teresa, el pasado domingo alrededor de las 6:00.

El agente fiscal Itálico Rienzi imputó a Fiorella Noemí Romero, de 22 años, por homicidio culposo y violación de la cuarentena sanitaria. La mujer manejaba un vehículo que perdió el control, chocó contra el cordón de la vereda y luego contra la joven que se encontraba en la parada de colectivos. Tras el accidente la joven se negó con una orden médica a realizarse el alcotest.

Hasta el momento no se cuenta con los resultados de alcoholemia a la que fue sometida Romero debido a que se negó al alcotest tras el accidente. El velocímetro del vehículo quedó en 170 km/h, de acuerdo a testigos del hecho. La joven continúa internada, pero detenida a disposición de la Fiscalía. Una vez se recupere solicitan que sea trasladada hasta una prisión a la espera del proceso en su contra.

Escenas de mucho dolor se observaron entre los familiares al momento de recordar a la joven madre fallecida. Foto: Eduardo Velázquez

Los familiares señalan que padecen un dolor muy grande debido a que la joven víctima dejó un bebé de apenas 9 meses. Señalan que la mujer al mando del vehículo cuenta con protección de parte del Ministerio Público y los intervinientes de acuerdo al procedimiento realizado tras el accidente. “La madre de esta mujer, supuestamente, es una jueza”, afirman.

“Tiene la mirada tan triste esa criatura y nosotros solamente pedimos justicia. Que la chica pague, porque no podés manejar en estado etílico. Pedimos justicia. No se le hizo el alcotest en el momento porque supuestamente no podía soplar el aparato”, afirmó la hermana de la víctima.

Un manifestante porta la imagen de la joven que atropelló a Natalia Godoy. Temen que sea protegida por autoridades. Foto: Eduardo Velázquez

La joven víctima tenía intención de llegar hasta el centro de Asunción para cubrir a su madre, que por problemas de salud no pudo ir a su trabajo. “Mi hija se estaba yendo a mi trabajo, se fue a cubrirme, me dijo que con la plata que le iban a pagar le iba a comprar leche y pañal a su bebé”, expresó Lucía Godoy, madre de Natalia.

Los familiares manifiestan que los policías intervinientes ocultaron bebidas alcohólicas que se encontraban dentro del vehículo. Lamentan que luego de tomar muestras de sangre a Romero recién en 15 días se tendrán los resultados de la prueba de alcoholemia. Piden que la Fiscalía continúe con las investigaciones hasta lograr justicia para la joven madre víctima.

“Son unos sinvergüenzas bandidos los intervinientes. Este fiscal dice que está esperando el resultado de la alcoholemia y que va a estar en 15 días. Es claro que hay tráfico de influencia, mi hija está en un panteón prestado y en ningún momento los familiares de esta asesina se comunicaron con nosotros”, manifestó la madre de Natalia.

Solicitan que los resultados de alcoholemia de la conductora estén listos en la brevedad posible. Foto: Eduardo Velázquez


Dejanos tu comentario

6H

¿Está a favor o en contra del juicio político a Mario Abdo?

Click para votar