Un chofer de colectivo, de la empresa San Isidro, alzó a un pasajero que no tenía puesto el tapabocas y con una ensalada de frutas en mano. El conductor solicitó al mismo que se coloque bien el barbijo, que lo tenía por el brazo. Sin embargo, lejos de respetar la recomendación sanitaria, el pasajero se enojó y procedió a bajarse del bus, pero no sin antes bañar al chofer con su ensalada de frutas.

La víctima del desagradable incidente se trata de Mario Galván, chofer de colectivo de la firma San Isidro que opera en el servicio de transporte público. El mismo utilizó su cuenta en la red social Facebook para realizar su descargo y denuncia correspondiente.

“Me tocó pasar una muy mala experiencia en mi puesto de trabajo. No voy a publicar la foto y nombre de la persona. (…) Amo mi trabajo y lo comparo con cualquier otro del mismo nivel que un doctor, bombero, policía u otra profesión donde esté en riesgo la vida”, menciona.

Quiero hacer mas que una denuncia o escrache una refleccion o concientizar sobre esta mala experiencia que me toco pasar...

Posted by Mario Galvan Scorn on Thursday, September 17, 2020

Podés leer: Falleció Efraín Enríquez Gamón, escritor y político paraguayo

El joven agrega que el pasado jueves 17 de setiembre alzó a un pasajero que tenía su tapabocas en la mano y una ensalada de frutas en la otra. “Le pedí por favor que se ponga la mascarilla para abordar y me respondió de forma prepotente en guaraní: ‘¿Cómo voy a comer mi ensalada de fruta?’. Yo le respondí ‘señor por favor. Por lo menos que la cámara te vea con tapabocas ya que nos controlan por ahí si cumplimos el decreto del uso obligatorio del tapabocas’”, explicó.

El desconocido le arrojó su dinero al chofer, exigiéndole que le cobre el pasaje. “Ahí le volví a repetir que es obligatorio para que no me hagan problema en mi trabajo. Ahí me dijo que se iba a bajar nomás y le dije ‘adelante señor’. Al bajarse me acierta con su vaso de ensalada de fruta. Literalmente me bañó”, acotó.

Mario Galván comentó que le entró una ira inmensa y admitió que se le cruzó por la mente reaccionar en contra del hombre. Sin embargo, esto no ocurrió. Optó por tranquilizarse y luego a realizar su denuncia ante los canales correspondientes. “En la empresa donde trabajo se nos dan cursos de capacitación constantemente sobre el manejo, las rutas, trato con pasajeros, accidentes y cualquier tipo de percance para mantener la cordura y el profesionalismo”, indicó.

El jugo de frutas concluyó en la camisa del chofer. Foto: Gentileza.

El chofer destacó que utilizó toda la experiencia y la capacitación para actuar como corresponde y no continuar con el conflicto. A pesar de estar mojado por el juego de la ensalada, se reincorporó y retomó rumbo en su unidad, atendiendo que tenía otros pasajeros que necesitaban llegar a destino.

“Señores yo amo mi trabajo, amo cada cosa que hago buscando crecer como persona y profesional. Amo por sobre todo poder demostrar mi lucha contra la enemistad ‘Pasajero-Chofer’. Esto no me va hacer bajar el brazo y buscar la paz entre nosotros. También soy trabajador como todos ustedes. También tengo quien me espera en casa y voy a seguir luchando para que seamos respetados como personas, como seres humanos. Gracias también a los pasajeros por la paciencia, aunque uno salió y dijo ‘Jaha pues chofer’. Pido disculpas por la demora pero estoy agradecido por el aguante”, culminó su descargo.

Te puede interesar: COVID-19: Central tiene subregistro de 30.000 casos positivos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar