Con la promulgación del proyecto de ley de apoyo y asistencia a las ollas populares organizadas, proyectan llegar a la misma cantidad ya asistida y con la posibilidad de asistir a la Región Occidental.

En lo que va del año y tras la pandemia desatada por el COVID-19, que en marzo registró el primer caso en nuestro país, el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) ya asistió a 410 comunidades indígenas, según lo manifestado por el director de logística de la institución, Óscar Vázquez, quien habló además del trabajo que realizarán una vez que sea promulgada la ley de apoyo y asistencia a las ollas populares, pero teniendo en cuenta las comunidades indígenas, ya que el INDI trabaja directamente con ellas.

“El INDI lo que hace es la asistencia integral a comunidades indígenas, lo cual significa que nosotros asistimos a cada familia. Un núcleo familiar puede estar compuesto desde 3 personas hasta 10. Entonces, dentro del proyecto ollas populares lo que nosotros vamos a hacer es aplicar la misma dinámica, pero asistiendo por familia. Entonces, el concepto se trasladaría como olla popular por núcleo familiar”, comentó a La Nación.

El entrevistado mencionó que el presupuesto anterior era de 8000 millones de guaraníes aproximadamente y con la promulgación de la ley, se estaría ampliando a 10.000 millones de guaraníes.

“Desde que inició la pandemia en marzo hicimos varias asistencias y entregamos 46.000 kits de víveres que cuentan con un pesaje de 30 kg cada uno con los fondos del presupuestos del INDI. La demanda alimentaria se disparó con la pandemia y habían comunidades que anteriormente nunca solicitaron ayuda del INDI en cuanto a la asistencia alimentaria, y que este año, con el tema de la pandemia, tuvieron que solicitar por obvias razones, lo que hizo que se dispare la demanda”, indicó.

Infografía: Rodrigo Pujol.

Asistencia a 410 comunidades indígenas

Hasta agosto, tienen un registro de asistencia a 410 comunidades indígenas de la Región Oriental con 46.000 kits de víveres de 30 Kg cada uno, que básicamente tienen lo esencial: aceite, harina, panificado, fideo, arroz, carne conservada, entre otros productos, todos no perecederos.

En Concepción fueron asistidas 25 comunidades indígenas, en San Pedro 41, Guairá 11 y Caaguazú 65. Mientras que en Caazapá fueron 27, en Itapúa 32 y en Paraguarí 1. Así también, en Alto Paraná 40, Central 7, Amambay 40 y Canideyú 121. En Cordillera, Misiones y Ñeembucú no, según los datos proveídos.

Cabe señalar que varias comunidades reasentadas, que no están registradas en el INDI, tales como Caaguazú, Canindeyú y Central, fueron asistidas e incluidas en el resumen.

Leer más: Sancionan ley de ollas populares que otorga G. 35.000 millones

Al respecto, el director de logística de la institución, manifestó que las comunidades se registran dentro de la institución. “Hay un registro de comunidades dentro de la institución, ellos tienen un líder reconocido en asamblea por los miembros de la comunidad y esos líderes son los representantes legales de la comunidad”, agregó.

Explicó que existe una idiosincrasia de las propias comunidades indígenas. “Hay muchos indígenas que se agrupan fuera de sus comunidades. Cada comunidad tiene una cultura distinta, a veces hay conflictos internos y agarra un núcleo familiar, se aleja de ellos y se hace llamar comunidad, pero no son comunidades reconocidas ante el INDI, entonces, no pueden ser tratadas como tales porque no están registrados ante la institución legalmente. Pero esto no significa que no sean asistidos, a esos les llamamos reasentados para clasificarles”, aclaró.

Vázquez refirió además que pudieron hacer cobertura en prácticamente toda la Región Oriental en más de una ocasión. “Hubo zonas en las que llegamos 4 veces. Pudimos hacer cobertura total en estos meses en cuanto a asistencia alimentaria y también recibimos donaciones de otras instituciones como Yacyretá e Itaipú que pudieron ayudar con la demanda que tuvimos”, expresó.

Infografía: Rodrigo Pujol.

Promulgación de la ley

Tras la aprobación del proyecto de ley “De apoyo y asistencia a las ollas populares organizadas en todo el territorio de la República del Paraguay durante la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud a causa del COVID-19” y quedando sancionada, aguarda respuesta del Poder Ejecutivo

La misma apunta a garantizar la alimentación a las familias afectadas por la crisis generada por el COVID-19 y prevé el financiamiento del proyecto con un monto de G. 35.000 millones. Estos serán canalizado a través del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) con G. 10.000 millones, G. 15.000 millones recibirá la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y 10.000 millones el Ministerio de Desarrollo Social (MDS).

Cabe resaltar que esta iniciativa parlamentaria será financiada con recursos provenientes del presupuesto aprobado en la Ley de Emergencia Sanitaria, que aún está pendiente de ejecución y el beneficio será a nivel nacional.

Leer también: Ollas populares proyectan llegar a 80 mil personas

Proyección del INDI

“Nuestra proyección, de ser promulgada la ley, es que vamos a tener la misma dinámica que tuvimos desde el inicio de la pandemia. La idea es volver a cerrar la misma cantidad de comunidades que estuvimos beneficiando”, sostuvo Vázquez.

En ese sentido, el entrevistado destacó que tuvieron una cobertura del 99% de todas las comunidades de la Región Oriental. “Llegamos hasta el último rincón por suerte con esto y la idea es volver a repetir el ciclo de asistencia por departamento e ir llegando nuevamente a todas las comunidades, por lo menos en 3 tandas de asistencia en la Región Oriental y proyectando la posibilidad de poder asistir en la Región Occidental. Esa es la planificación inicial de ser promulgada esta ley”, aseguró.

Dejanos tu comentario

13H

¿Qué acción debe tomar Salud para incentivar la vacunación de jóvenes entre 18 y 19 años?

Click para votar