Durante una reunión mantenida entre representantes del Ministerio de Justicia y las personas privadas de libertad de la Penitenciaría Industrial Esperanza (UPIE), se acordó que se analizará con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social la habilitación de las visitas privadas.

Otro punto acordado es el análisis con los juzgados de ejecución correspondientes del beneficio penitenciario que cada persona privada de libertad pueda tener.

En el transcurso de esta tarde un grupo de internos del Pabellón A de la UPIE realizaron una manifestación solicitando la habilitación de las visitas privadas, por lo que el director general de Establecimientos Penitenciarios, Jorge Caballero, acompañado por el director de Salud Penitenciaria, Daniel Cantero; el director de Atención a Grupos Vulnerables, Víctor Benítez y el director de Protección de DDHH en el Sistema Penitenciario, Rafael Escobar, acudieron hasta el lugar para llegar al acuerdo anunciado.

Cabe mencionar que un funcionario de la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza cuenta con COVID-19 positivo. Este se encuentra debidamente aislado fuera de la penitenciaría a fin de prevenir la propagación de la enfermedad.

Podés leer: Intervienen piki vóley con más de 50 personas en quinta de exfutbolista

Amenazaron con motín

Un supuesto amotinamiento se gestó este domingo en la Penitenciaría Industrial Esperanza, ubicada detrás del penal de Tacumbú en Asunción, por parte de quienes serían miembros del peligroso grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC). Los internos exigen la reanudación de las visitas familiares.

A través de un video difundido en redes sociales, se observa a reclusos a cara cubierta y armados con palos y estoques, supuestamente amotinados en el pabellón La Esperanza.

En el material audiovisual, los presos exigen la inmediata presencia de la abogada Cecilia Pérez, titular del Ministerio de Justicia, para que sean escuchados en sus reclamos.

Uno de los reclusos menciona que el principal motivo que les llevó a tomar la medida de fuerza es el reclamo de la reanudación de las visitas familiares, actividad que fue suspendida tras la detección de varios casos de COVID-19 en el centro penitenciario.

Señala además que supuestamente un guardiacárcel que dio positivo a la prueba del coronavirus se encuentra desempeñando sus funciones con normalidad en las instalaciones, poniendo en riesgo a los demás internos.

Podés leer: Leonardo DiCaprio se hace eco de lo que sucede en la laguna Cerro de Limpio

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar