Ante el aumento de casos positivos y de fallecidos por COVID-19 que registra Paraguay en este momento, desde el Colegio de Médicos Quirúrgicos afirman que el sistema de salud está colapsado y que empiezan a faltar insumos. “Nos encontramos ante una situación sanitaria descontrolada. En breve será imposible atender a todos”, explican.

En un comunicado resaltan que actualmente ya no cuentan con reactivos y medicamentos para tratar a los enfermos. “No contamos con reactivos imprescindibles para diagnóstico y control de casos. No contamos con medicamentos para el tratamiento de nuestros enfermos”, afirman.

Destacan que, como se venía diciendo, exponencialmente se han multiplicado las internaciones en sala y la ocupación de camas de terapia. “Numerosos compatriotas están perdiendo la vida. La precariedad con la que a diario trabaja el personal de blanco acrecienta también el número de víctimas por el COVID-19 entre los que estamos al servicio sanitario del pueblo”, sostienen.

Aclaran que la corrupción no debe ser excusa para protegerse y cumplir con las medidas sanitarias. “¡Escasez de test, escasez de medicamento, escasez de equipos de protección, corrupción impune, ya sabemos todo esto! La corrupción y la carencia no deben ser excusa para dejar de cuidarse. Solicitamos y exigimos al pueblo paraguayo no dejar de extremar los cuidados ampliamente conocidos”, puntualizan.

Leer también: Jóvenes realizan colecta de golosinas para “festejar” el Día del Niño en el Bañado

Instan a que por coherencia y respeto a los miles de paraguayos comprometidos con sus hijos, sus mayores, sus seres vulnerables, se cuiden para no contagiar. “Por el respeto a los que padecen una terrible carga económica, a los que viven de las ollas populares olvidados por el Estado corrupto, a los que se rompen cada día tratando de sostener su emprendimiento respetando las medidas sanitarias”, señalan.

Seguidamente, recuerdan que el país está ante una alerta sanitaria naranja en cuanto a camas y recursos. “Siguen las fases de una cuarentena que no son fiscalizadas por nadie, en donde impera el descontrol poniendo en riesgo todo. En breve será imposible atender a todos, ahora más que nunca se requiere, de inmediato, intensificar medidas de control”, manifiestan.

Exigen que los organismos correspondientes como el Ministerio del Interior, con la Policía Nacional y la Fiscalía, Fuerzas Armadas, hagan los controles para evitar la circulación indebida de las personas. Instan a que vigilen el cumplimiento de los protocolos ya establecidos, implementen medidas efectivas a fin de evitar las aglomeraciones y la aplicación de sanciones ejemplares a los infractores.

“Hoy más que nunca la batalla al COVID-19 no podemos pelearla en los hospitales, esta batalla se gana en las calles y depende de todos”, concluyen.

Te puede interesar: Funcionarios administrativos de Salud Pública exigen cobro de gratificación

Dejanos tu comentario

17H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar