Cada 7 de agosto, la Iglesia Católica celebra el día de San Cayetano. Es conocido como el santo de la providencia, patrono del pan y el trabajo. En nuestro país existe una gran cantidad de fieles que rezan a este santo por el sustento de sus familias y en su día realizan actividades como chocolatadas, acompañados de diversiones de globo loco y mucho más, en agradecimiento a este gran intercesor que llena los hogares en abundancia de trabajo y pan. Además, es uno de los santos favoritos del actual papa, Francisco.

En el marco de la pandemia, estas actividades están vetadas por este año, reduciendo la celebración en ollas populares para llevar alimento a los más necesitados.

Cayetano proviene del término latino caietanus, que significa “oriundo de Caieta”. Llevaba ese nombre, la ciudad que lo vio nacer, en la época de los romanos, explica Jorge Catalino González, conocedor de los santos católicos.

Vida

Cayetano Di Thiene nació en el año 1480, en la ciudad italiana de Vicenza. Su familia era muy rica, ya que su padre pertenecía a la nobleza. Pero San Cayetano desde pequeño sintió el deseo de ayudar a los más vulnerables, comenta González.

Cuando pudo disponer de sus bienes, se las entregó a los más pobres. Su frase que se imponía era: “Para reformar a la Iglesia, primero hay que reformarse uno mismo”. Llevo una vida de mucha oración, abnegación y santidad. Fue ordenado sacerdote a los 33 años en Roma, el 30 de setiembre de 1516. Celebró su primera misa en la fiesta de la Epifanía, el 6 de enero de 1517.

San Cayetano fue una persona que amó sobremanera la eucaristía. Pasó tres meses preparándose para realizar su primera misa, ya que se consideraba indigno de celebrar tan asombroso misterio. Fundador de la Orden de los Clérigos Regulares Teatinos y organizó el primer Hospital de Enfermedades Infecciosas. Cuando se quedaron sin poder pagar el sueldo de los médicos y sin dinero para alimentar a los enfermos, vendió el último bien que tenía; su biblioteca.

Estando en Roma, ingresó en la Cofradía del Amor Divino, ayudando a las personas más necesitadas. Fue nombrado por el Papa Julio II como Conde de Thiene, un importante puesto en la Cancillería de los Estos Pontificios, según la investigación de González.

Mito popular de su iconografía

Se cuenta que en una oportunidad mientras rezaba, tuvo una visión en la que se le aparecía la Virgen. La misma le colocaba al Niño Jesús en sus brazos. Por esa razón, se le representa con el Niño Jesús en brazos.

Milagro

Mientras visitaba Venecia, se ubicó en la cama de una mujer a la que iban a amputar la pierna a causa de la gangrena. San Cayetano besó su pierna e hizo la señal de la cruz. Horas más tarde, la mujer empezó a mejorar y evitó la amputación.

¿Por qué se le pide pan y trabajo?

A fines del año 1880, un campesino imploró por su intercesión, ya que en la ciudad donde habitaba la sequía se propagaba con mucha fuerza y de agradecimiento, colocó a los pies de su imagen una espiga de trigo (el trigo es la materia prima para elaborar el pan).

A los pocos días, la ciudad donde habitaba este humilde campesino se inundó. Por ese motivo, las estampitas que se difunden de este gran santo son acompañados de trigo, símbolo del pan y el trabajo.

San Cayetano de Thiene se distinguió por su asiduidad en la oración y por la práctica de la caridad para con el prójimo; concebía el sacerdocio como un estado de combate y sufrimiento. Fue beatificado por Urbano VIII en 1629, y en 1671 el papa Clemente X ofició su canonización, en una ceremonia en la que también fueron elevados a los altares San Francisco de Borja y Santa Rosa de Lima.

Su festividad se celebra el 7 de agosto, ya que esa fecha se constató su deceso, a los 67 años, en el año 1547, en Nápoles.

Dejanos tu comentario

7H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar