Dos motochorros interceptaron un vehículo particular que trasladaba una importante suma de dinero correspondiente a una firma panadera de Lambaré, ayer miércoles en horas de la mañana. Tras hacerse con el botín, los delincuentes fueron atropellados por el vehículo de la víctima. Todo quedó grabado en un video de cámaras de seguridad de la zona.

El hecho ocurrió cerca de las 8:00 de ayer miércoles 5 de agosto sobre las calles Juan Manuel Iturbe casi Edulfo Duarte y la avenida Cacique Lambaré, de la ciudad de Lambaré.

Enrique Armoa, empleado de una firma panadera, relató los detalles del suceso a la 970 AM este jueves. El joven conducía el automóvil que fue interceptado por los motochorros, y con el cual atropelló a los mismos segundos después. Armoa trasladaba en compañía de su compañera de trabajo la suma de G. 12 millones en efectivo a bordo del rodado.

“Salimos con mi compañera en el automóvil y al doblar en la esquina veo la moto. Después ya se bajan los dos y uno me cierra el paso apuntándome. Yo no sabía qué hacer. Dije si me muevo un centímetro me va a meter bala. Entonces freno el auto y bloqueo las puertas. Finalmente me pide que abra las puertas y le desbloqueo. Ahí abren todo y nos sacan todas nuestras pertenencias. Hasta mi celular llevó”, expuso.

Acto seguido, los criminales volvieron a abordar el biciclo como para darse a la fuga. “Fue en ese momento que vi que estaban indefensos, ya ni me apuntaban. No sé qué me entró. Uno siempre dice que cuando ocurre este tipo de cosas va a entregar todo. Pero yo no quise que se salgan con la suya. Ahí me entró un momento de rabia y apreté el acelerador y me fui por ellos”, comentó el joven.

Podés leer: Positivo al COVID-19 para gobernador de Alto Paraná

En el video viralizado en redes sociales se aprecia cómo el Toyota IST atropella e impacta de lleno contra el biciclo aún estacionado en el que estaban los delincuentes. “Ahí se levanta uno de ellos y me viene hacia la ventanilla y trata de abrir mi puerta. Estaba cerrada. Entonces veo como gatilla su arma a través de la ventana. Yo de la desesperación puse en reversa para salir, aceleré a fondo, pero el auto ya no respondía. Él seguía con su pistola intentando gatillar, pero la bala no salía. Estaba muy nervioso”, señaló.

A criterio del joven Armoa, filtraron desde la empresa donde trabaja la información de que él estaría trasladando una importante suma de dinero. “Presumimos que fue algún funcionario. No todos saben ahí lo que yo hacía, solo algunos”, mencionó.

Finalmente, los criminales fueron detenidos y puestos en custodia por agentes de la Policía Nacional. Fueron identificados como David José Torres, de 28 años de edad, y Cristhian Pereira, de 19 años.

Enrique Armoa recordó además que una vez en la patrullera, cuando estaban siendo llevados para hacer la denuncia, uno de los agentes policiales le enseñó el arma utilizada por los delincuentes y le indicó que estaba llena de balas.

“El policía me dijo que después de todo nos vayamos a Caacupé para agradecer que seguimos con vida. Cuatro veces trató de gatillarme, me dijo”, indicó. Todas las pertenencias robadas, así como la suma de dinero, fueron recuperadas, mientras que los criminales puestos ante la Justicia.

Lea también: Paraguay supera los 6.000 casos de COVID-19, con 2 fallecidos y 208 nuevos contagiados

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar