Uno de los santos más importantes y populares dentro de la Iglesia Católica es la de San Benito Abad, o también conocido como San Benito de Nursia. Su nombre ha retumbado en todo el mundo por su gran vida de santidad y apego a Dios. Es el fundador de la Orden de los Benedictinos.

San Benito fue un poderoso exorcista. Este don lo ejerció con la famosa “Cruz de San Benito”. Murió el 21 de marzo del año 547. Hacia finales del siglo octavo muchos lugares empezaron a festejar su fiesta, el 11 de julio. En 1964, San Pablo VI, pontífice de aquella época, lo declaró Patrono principal de toda Europa.

Es también conocido por haber escrito la Regla para monjes, conocida por “La Santa Regla”, “Regula Monachorum” o “Regla de San Benito”. Lo hizo en el monasterio de Monte Cassino poco tiempo después de fundarlo, explicó Jorge Catalino González, estudioso de los santos católicos. La difusión de las reglas le valió a San Benito el título de Monarca del Monaquismo Occidental, y también, por su famosa medalla que es usada por exorcistas y por personas que desean alejar las influencias demoniacas.

Lea también: Colosos de la Tierra: 597 árboles están en competencia

Vida de santidad

San Benito nació en el antiguo pueblo de Nursia (Italia) en el año 480 D.C. Es descendiente de una noble familia y gemelo de su hermana Santa Escolástica, quien desde su infancia se había consagrado a Dios y también llegó a los altares. El nombre Benito significa bendito o bendecido, explica González.

Durante su infancia, San Benito mostraba cordura como la de los adultos y de esa manera fue resaltando de entre todos los niños de su comunidad. El ambiente en el que se templó en su niñez y gran parte de su adolescencia era muy saludable, explica. “En esas etapas de la vida forjó un carácter fuerte y humano. Adquirió un espíritu de profunda religiosidad”, explicó.

Posteriormente, Benito fue enviado a Roma para estudiar las artes liberales. A su llegada sintió un duro rechazo por la pobre moralidad que reinaba en el lugar. Su permanencia no fue nada sencilla, ya que tuvo varios momentos de tentación para alejarse de su vida santa.

Te puede interesar: EEUU lanza ensayo clínico de anticuerpos sintéticos contra COVID-19

Simbolismo de la medalla

La medalla es una exaltación del amor a Cristo de acuerdo con los fieles cristianos católicos. “Quienes practican esta devoción le atribuyen el poder para alejar el mal por medio de la fe. El medallón de san Benito ayuda a combatir el mal y las tentaciones que provienen de satanás, máximo enemigo de Dios”, comenta González.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar