Desde el mediodía de hoy, un grupo de vendedores ambulantes se manifiesta en alrededores del Defensores del Chaco, exigen asistencia social del Estado, ya que no pueden trabajar y las ventas son nulas desde el inicio de la cuarentena por el COVID-19.

Cabe resaltar que desde la cuarentena todos los eventos deportivos cesaron, afectando a los vendedores que ganan el sustento los fines de semana. “Nuestra necesidad es dinero. Queremos préstamos o un subsidio. Total le están regalando dinero a los que tienen como los empresarios de transporte”, dijo a GEN Pedro Benítez, vocero de los vendedores.

Puntualizó que todos cuentan con deudas que fueron tomadas antes de la cuarentena y necesitan una ayuda para cubrir estas y evitar una demanda. “Hemos presentando una solicitud hace 20 días al Ministerio de Hacienda, pero la respuesta es nula. No nos hacen caso”, aclaró.

Refirió que la intención es dialogar con autoridades del Gobierno para encontrar una solución a la problemática latente. Apuntó que son varios los que cuentan con alguna deuda o préstamo y necesitan ayuda para subsanar estas.

“Por favor señor presidente de la República, queremos presentarle nuestro proyecto. Queremos hablar, que nos digan si se puede o no aprobar nuestro proyecto. Nosotros somos su pueblo y si nos dicen que no pueden, vamos a morir tranquilos”, agregó.

Señaló que son unas 200 familias que forman parte de la asociación, que venden sus productos en los estadios o eventos.

Foto: Robert Bourgoing.

Noticia relacionada: Exigen víveres a la SEN para ollas populares ante falta de donaciones

Ayuda no es suficiente

Pobladores del Bañado Sur y Norte, además de representantes de distintas ciudades, reclaman atención y víveres frente a la sede de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para la reactivación de ollas populares que alimentan a alrededor de 2.000 personas en distintos asentamientos y más de 300 vecinos de los Bañados de Asunción.

La manifestación se realizó frente al local de la SEN ubicado sobre Fulgencio R. Moreno, en Asunción, con la idea de exigir respuestas ante la falta de acción.

Muchos asentamientos o zonas vulnerables donde anteriormente se realizaban ollas populares ya no pueden continuar alimentando a adultos, jóvenes y niños a falta de insumos. Los representantes y coordinadores llegan desde diferentes ciudades como Limpio, San Antonio, Areguá, Ñemby, Luque, Ypané y Villa Elisa.

Lea más: “El 95% de los casos de COVID-19 son leves en Paraguay”, dice experto

Dejanos tu comentario

10H

¿Qué medida se debe tomar ante la gran cantidad de personas que retornan de sus vacaciones en el extranjero?

Click para votar