Anunciaron que desde hoy retirarán del mercado los productos para posteriormente llevar a cabo la incineración, ya que esta es la manera de proceder.

Luego de que el Ministerio de Salud diera a conocer la información de que un lote de medicamentos proveídos por Imedic SA se puso en cuarentena por no cumplir con las especificaciones requeridas, la titular de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), María Antonieta Gamarra, habló con Universo 970 AM y explicó que el procedimiento habitual cuando se encuentran productos con desvío de calidad es la incineración.

Dijo que se recogen los productos y posteriormente se los incinera, ya que no pueden ser desechados de otra manera porque podrían contaminar el suelo o el medio ambiente. Indicó que estos productos están en diferentes lugares y la empresa ha proporcionado la trazabilidad de los mismos.

“El producto en sí tiene un desvío de calidad que se llama uniformidad de dosis. No es que no tenga el principio activo, sino que no lo tiene de manera uniforme en cada frasquito. Esto generalmente ocurre cuando el problema está en la fábrica, en la elaboración del producto, puede ocurrir este tipo de cosas”, mencionó la directora de Dinavisa.

Sostuvo que cuando esto ocurre, el procedimiento es poner los productos primero en cuarentena, como ya se hizo hace más de 15 días, luego se toman muestran y analizan. Posteriormente, cuando hay un desvío de calidad de este o cualquier otro producto, se retira del mercado, esté donde esté.

“En este caso en hospitales, pero puede darse el caso de que estén en farmacias también. Se hacen llamadas de alerta que permiten que las farmacias o los hospitales tomen conocimiento y puedan resguardar esos productos hasta ser retirados. Una vez retirados, se recurre a la incineración como manera de eliminar todos los productos que estén circulando y sin contaminar el suelo o el medio ambiente”, aclaró.

Leer también: Salud Pública cancela licitaciones ante numerosas irregularidades detectadas

Refirió que se trata de un solo producto y que es un antibiótico. “Es un antibiótico piperacilina + tazobactam. Tengo entendido que llegó al IPS y otros lugares. Es un antibiótico que es de uso hospitalario bajo control médico como cualquier antibiótico, pero al ser inyectable es utilizable en pacientes hospitalizados. No hemos tenido reportes de efectos adversos por suerte, antes de que ocurra eso vamos a proceder al retiro del mercado para asegurar que el paciente no presente algún efecto adverso a este producto”, aseguró Gamarra.

Finalmente, agregó que desde hoy empiezan a gestionar el recogimiento del mercado, lo cual se realiza en conjunto generalmente con la empresa que tiene el registro sanitario.

Te puede interesar: Comisión de Control pide anular licitaciones de Salud ante irregularidades

Dejanos tu comentario

19H

El presidente de la Ande vaticina "un mejor verano" con el servicio, ¿usted qué opina?

Click para votar