Ciudad del Este. Agencia Regional.

En una patrulla fluvial de la Prefectura Naval del Este realizada en la madrugada de ayer se procedió a la aprehensión de dos personas de nacionalidad brasileña, que se encontraban a bordo de una embarcación de casco de aluminio en el río Paraná, con el supuesto fin de pescar. Andre Rafael Wichinheski, ciudadano brasileño de 38 años, y Nelson Lazzaroto Baldin, ciudadano brasileño, de 45 años de edad, ambos domiciliados en Foz de Yguazú, fueron los aprehendidos.

El procedimiento fue a las 4:30 en la costa paraguaya en la zona conocida como Acaray cuando una embarcación desconocida no identificada y ante la exigencia de que la embarcación pare para ser identificada sus ocupantes no hicieron caso. Ante esto, los intervinientes de la Armada Paraguaya realizaron “tiros intimidatorios para la detención de la embarcación y de sus ocupantes”, según el reporte del Área Naval del Este (ANE).

“Uno de los brasileños recibió una herida a la altura de la pantorrilla de la pierna derecha, por lo que fue auxiliado rápidamente por los intervinientes”, refiere el informe y aclara que, el herido “se encuentra estable y medicado sin señales de fractura, según resultado de los estudios clínicos y exámenes médicos”. Tanto los detenidos como la embarcación fueron llevados hasta el ANE y puestos a disposición fiscal.

El agente Sergio Irán Villalba dispuso que los dos ciudadanos queden recluidos en carácter de detenidos en la Base Naval de Ciudad del Este, por supuesta violación de la cuarentena sanitaria y puestos a disposición de Salud Pública para que sea activado el protocolo para estos casos. Los citados ciudadanos se suman a las 208 personas ya detenidas intentando el cruce ilegal de la frontera, durante la vigencia esta emergencia de salud.

El reporte de la Armada Paraguaya señala que poco antes del citado suceso, en la misma zona ya habían divisado a la misma embarcación que se dirigió a alta velocidad hacia la costa paraguaya y la patrulla fluvial no pudo evitar la colisión, pero la tripulación logró huir de nuevo hacia la costa brasileña, sobre el río Paraná.

En otro caso, un ciudadano brasileño, identificado como Douglas Alessandro Ramos, fue detenido cuando estaba intentando cruzar el río Paraná a nado en la zona de Remansito, desde el lado brasileño. La agente fiscal Nilsa Torales, dispuso que el detenido sea regresado a su país de origen.

Denuncias contra Marina

Las detenciones son ya sea por contrabando o para cruzar y no someterse a la cuarentena obligatoria dispuesta por el Decreto Nº 3442/20 del 9 de marzo. Independiente a este informe, siguen las denuncias, según datos proveídos por fuentes, sobre el ingreso ilegal de personas, pero con la supuesta aprobación de personal de la Marina. El sector de propietarios de locales comerciales es el apuntado como responsable de ese supuesto ilícito mediante el pago de coimas. “Mi jefe pagó para pasar”, es un comentario recurrente en el micro centro. Nadie presentó hasta ahora una denuncia ante el Ministerio Público.

En una intervención de la Policía Nacional el sábado último, nueve personas fueron detenidas, entre ellos árabes propietarios y encargados de locales comerciales.

Dejanos tu comentario

16H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar