Un equipo periodístico del canal GEN tuvo acceso este martes al depósito de la Dirección Biomédica del Ministerio de Salud, donde se encuentran los lotes de insumos médicos importados que fueron rechazados en su totalidad.

Se trata del cargamento proveniente de la China a cargo de la empresa Insumos Médicos SA, que contiene 40.000 mascarillas, 30.000 protectores oculares, 6 millones de máscaras quirúrgicas, mamelucos, trajes protectores, entre otros.

Según información a la que se pudo acceder, estos productos sanitarios fueron rechazados en su totalidad, en algunos casos por no cumplir con todas las especificaciones técnicas estipuladas en el Pliego de Bases y Condiciones del contrato realizado entre Salud Pública y la empresa privada.

Por otra parte, se maneja igualmente la versión de que se descartó el uso de estos insumos por supuestamente ser de marcas y fabricantes diferentes a los solicitados.

Encargados del depósito del Ministerio de Salud explicaron que se despachó el cargamento y que inmediatamente fue apartado, antes de la distribución a los diferentes servicios de la cartera sanitaria.

Estos productos, además de las camas hospitalarias cuyo paradero se desconoce hasta ahora, fueron adquiridos por el Estado paraguayo por la suma de US$ 14 millones a través de las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA, ambas vinculadas al empresario Julio Ferreira.

Mirá Esto: “Camas compradas por Salud a precio de oro no cumplen con los requisitos”

Antecedentes

Ayer, el ministerio rechazó la primera tanda de 15 camas, de las 50 que debe recibir, según constató in situ un equipo de auditores de la Contraloría General de la República (CGR). Los bienes fueron recibidos en el depósito de la Dirección Bio­médica de la cartera sanitaria.

La empresa proveedora de las camas es Insumos Médicos SA, representada por Patri­cia Ferreira Pascottini, adju­dicada con un contrato por valor de G. 47.952 millones en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Esta firma, además de las camas, debía proveer mascarillas y trajes de protección, adquisi­ciones que también quedaron paradas por no cumplir con las especificaciones requeridas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar