Técnicos del Ministerio del Ambiente realizaron mediciones de caudales y tomaron muestras de los arroyos Yukyry, Yukyrymí y San Lorenzo, que son afluentes del Lago Ypacaraí, así como del río Salado.

Estos trabajos se ejecutan con el fin de conocer el nivel y caudal en época seca, verificar su estado actual durante el receso de actividades por la pandemia, además de identificar focos de contaminación.

Estas mediciones de niveles de agua son importantes para conocer el caudal de entrada del lago, y los caudales de salida por los otros arroyos, de manera de determinar el balance hídrico del Lago Ypacaraí.

Esto está relacionado: Aguas transparentes del famoso lago azul de Ypacaraí

Foto: Gentileza.

Identificar contaminaciones puntuales

Según explicaron los especialistas del Mades, los datos recogidos en este tiempo considerado de “baja actividad humana” serán realmente útiles al momento de identificar contaminaciones puntuales o colectivas que puedan registrarse en los cauces.

La medición se realiza con el equipo OTT Qliner, que mide en las posiciones de las verticales deseadas tanto la distribución vertical de velocidades como la profundidad del agua, con lo cual luego se obtiene el caudal de toda la sección de medición, refirieron.

Las mediciones iniciaron hace algunas semanas en los arroyos Mburicaó, Itay y Lambaré. Se estima que los resultados de las mediciones de esta segunda parte estarían listos la semana próxima.

Lea también: Malos hábitos contra la naturaleza generan pestes, afirman

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar