Ante la falta de agua potable en decenas de barrios de Asunción, Lambaré y Luque, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (ESSAP) distribuye bidones de 20 litros luego de presentar problemas que afectan a miles de familias que se encuentran desesperadas desde hace semanas debido al corte del servicio.

En consecuencia, funcionarios de la estatal repartieron los recipientes entre las calles 22 Proyectadas y Antequera de Barrio Obrero para los afectados que siguen sin poder higienizarse ante la amenaza de contagio del coronavirus y la intensa temperatura.

El titular de Essap, Natalicio Chase señaló que recién este domingo se podría regularizar la provisión de agua en zonas afectadas del área metropolitana. Indicó que las plantas distribuidoras se encuentran funcionando a tope. Sin embargo, reconoció que no pueden dar abasto para la totalidad de la población.

Los reclamos se hacen sentir en redes sociales, mientras la Essap no da indicios de una solución inmediata. Chase admitió que el ente se encuentran en crisis, y que existe un déficit de la cantidad de agua tratada desde las plantas.

“Hoy amanecimos 30% mejor que ayer con la acumulación de agua en los reservorios para comenzar el día. Creemos que mañana domingo, que la gente se despierta más tarde, vamos a estar mucho mejor, a excepción de los puntos altos, donde vamos a seguir teniendo problemas hasta que haya una lluvia”, afirmó Chase.