El ministro Eduardo Petta dispuso sumario para la supervisora de educación del Guairá, Elza Villalba, denunciada por la docente Laura Bogado tras solicitar dinero a cambio de no perder su rubro. El sumario se basará en la Ley del educador e iniciarán una investigación desde el MEC, informó GEN.

Desde la Dirección de Transparencia y Anticorrupción del Ministerio de Educación y Ciencas (MEC) señalan que no se trata de un hecho aislado y que el caso amerita una investigación más amplia señaló José Cabañas Levy, director Anticorrupción del MEC.

La mafia en la educación quedó al descubierto luego de una investigación de GEN y que quedó al descubierto en grabaciones entre Villalba y Bogado. La supervisora solicitó Gs. 9 millones a la educadora e incluso la amenazó para pagar y así conservar el cargo que ejerce desde hace 22 años.

“En las investigaciones no se descartan hipótesis. Lo que dice la señora en esa grabación puede ser cierto, eso no se puede descartar. Tenemos que hacer averiguaciones, pero principalmente estar en el lugar y recoger información”, expresó Cabañas Levy, en contacto con GEN.

La denunciada igualmente se expone a una sanción administrativa y disciplinaria por parte del MEC. Además se comunicará a la Fiscalía en caso de tratarse de un hecho punible. Estiman que son numerosas las víctimas de Villalba.

Docente realizó pago

En una conversación entre la supervisora y la docente, se puede escuchar a Villalba preguntando a Bogado dónde tiene su domicilio para poder “visitarla” y llegar a un “acuerdo” o que la extorsionada abone el monto solicitado, a pesar de que su hija se encontraba con problemas de salud.

La docente llegó a pagar a la supervisar con pago fraccionado hasta completar los Gs. 9 millones que solicitó al supervisora de educación del Guairá para “garantizar” su rubro a la afectada.

“Hay mucha mafia, es grave. Tienen que preguntar a los docentes si es verdad que se venden los rubros en la coordinación. Los un millón le di a mi técnica, así es la mafia, es impresionante”, se excusó Elza Villalba en entrevista con GEN.

La supervisora señaló que está arrepentida por todo lo sucedido, que existen otras personas involucradas, pero no dio nombres, y que ella solo quería “ayudar” a la denunciante a mantener su rubro.