El juez Julián López resolvió suspender la audiencia preliminar prevista para el 28 de febrero, haciendo lugar a la solicitud presentada por Javier Zacarías Irún y Sandra McLeod. Este procedimiento fue impuesto por el magistrado interino Gustavo Amarilla.

De esta forma, el juez Julián López, da curso a la solicitud presentada por los Zacarías, en la causa que afrontan por supuesta declaración falsa.

En dicha audiencia preliminar debía el juez definir si Javier Zacarías y su pareja Sandra McLeod iban a ser sometidos a un juicio oral y público por dicha acción de declaración falsa.

El magistrado dio curso al planteamiento de la defensa de los Zacarías, cual es el de reposición y apelación en subsidio, todo mientras la Corte Superema de Justicia logre expedirse con respecto a una excepción de inconstitucionalidad que fue planteada por el abogado Ricardo Preda, pues el mismo considera inapropiada la calificación impuesta por el Ministerio Público a la causa.

Mientras la Corte Suprema resuelva la acción, el juez se ve imposibilitado a fijar una nueva fecha para una audiencia.

Recordemos que el Ministerio Público en su acusación sostiene que los Zacarías poseen bienes por un valor de US$ 3.2 millones, pero en en las declaraciones presentadas no llegan a dicha cantidad.