Durante celebración en honor a la Virgen de la Candelaria, delincuentes ingresaron en la Casa Parroquial de la ciudad de Capiatá, según información de Capiatá Press. “A las 05:30 horas me fui al trabajo, a la iglesia, para celebrar la misa con el pueblo, mientras tanto avasallaron. Entraron al despacho, movieron todo, se llevaron creo que unos 7 a 8 millones de guaraníes del cajón”, señaló el padre José María Velazco, cura párroco.

El sacerdote relató que las fiestas patronales estuvieron muy movidas y que las oraciones se hicieron durante toda la noche. Sin embargo, mencionó que llegó a ver un auto de color rojo que rondaba la residencia.

Para ingresar presumiblemente forzaron la la puerta principal, la cerradura de la habitación del párroco, así como de la secretaría y del colegio.

Ingresaron a la secretaría y se llevaron la colecta. Después entraron por la cocina, subieron y se alzaron la caja de la cámara y se trasladaron a la habitación del religioso, y como al parecer no encontraron nada, dejaron los objetos desordenados en el suelo.

“Esto ya lo presentía, ya se veía venir. Lo voy a decir claramente, detrás de todo esto hay manos negras”, manifestó el sacerdote.