Un total de 350 personas regularizaron su situación y 1.100 tenían el Registro Único del Contribuyente (RUC) sin movimiento, luego que 22 mil adherentes fueron excluidos del seguro del Instituto de Previsión Social (IPS), la semana pasada.

De esta manera, esta cantidad de personas que fue dada de baja por supuestamente no depender económicamente del asegurado titular y contar con un RUC, cuenta nuevamente con los beneficios de la Previsional, señaló Andrés Gubetich a su salida de la reunión con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en el Palacio de López, esta mañana.

“De las 22.000 personas, cerca de 1.100 tenían su RUC sin movimiento, el resultado es que 350 personas se acercaron a regularizarse, las otras 21.000, siguen activas, varios ganan tres a cuatro veces más que el asegurado”, explicó Gubetich, titular del IPS.

En la medida que los asegurados adherentes regularicen su documentación obtendrán nuevamente el seguro social, aseguró Gubetich, que también lamentó que no fue masiva la concurrencia a la oficina habilitada para revisión de casos ni que “ayudó a la formalidad”.

Gubetich señaló que existe el planteamiento de modificar la carta orgánica de la Previsional, que depende de otras autoridades como el Congreso. “Esta es una Ley orgánica que tiene más de 50 años y es necesario que se modernice”, manifestó Gubetich.

El IPS habilitó una oficina para atender reclamos de los desvinculados que está ubicada en la Dirección de Aporte Obrero Patronal de IPS, sobre la calle Nuestra Señora de la Asunción 853 entre Humaitá y Piribebuy. Hasta allí deben llegar los afectados, presentar documentos para su consideración y posterior inclusión.