Familiares de Félix Urbieta reiteran el pedido de prueba de vida del ganadero secuestrado el 12 de octubre del 2016, en el interior de la estancia San Francisco de Belén Cué, distrito de Horqueta, departamento de Concepción. Hasta el momento nada se sabe de su paradero.

“Ya pasaron 1.174 días, poco más de tres años de que vecinos y allegados te secuestraron y te alejaron del seno familiar”, señaló este martes Norma Urbieta, hija del secuestrado, en conferencia de prensa.

Los familiares mantienen la esperanza de encontrar con vida a Félix Urbieta e imploran una prueba de vida concreta a los secuestradores. “Esta gente no solo nos sacó a nuestra gente, sino la sonrisa, la ilusión y nos ahogaron en un mar de sufrimiento”, agregó.

Un video grabado en enero del 2017 salió a la luz el 7 de marzo de ese año, fue la única prueba de vida que recibió la familia del ganadero. En diversas ocasiones reiteraron el pedido de prueba de vida a través de conferencias de prensa y varias movilizaciones en el norte del país.

Al inicio sus captores solicitaron la suma de USD 500.000 para la liberación de Urbieta, monto que la familia refirió que no cuenta. Posteriormente, el rescate disminuyó hasta USD 350.000. La familia ofreció USD 150.000 hasta que posteriormente finalizaron las negociaciones.

Dejanos tu comentario

8H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar