Fue hecho de todo tipo de plásticos y basura retirada de la bahía de Asunción.

En la Costanera de Asunción, a orillas de la bahía, marca presencia este año “el árbol de Navidad más caro del planeta” porque este árbol fue hecho de los residuos recogidos de la zona durante el 2019.

El cartel informativo que acompaña al árbol señala que un informe del Banco Mundial indica que los desechos municipales a nivel mundial podrían aumentar un 70 % en los próximos 30 años.

La dependencia de la sociedad de productos envueltos en envases plásticos, ha hecho que gran parte de estas basuras correspondan a botellas plásticas, las cuales pueden tardar de 100 a 1000 años en degradarse.

En el mundo se generan al año 2010 millones de toneladas de desechos sólidos municipales y al menos 33 % de ellos no son tratados.

Con el lema “Reducí, reutilizá y reciclá” y con esta iniciativa de “Akahatâ en Asunción” y “Sentí el Centro AMCHA”, invitan a tomar conciencia acerca de los residuos que producimos. Destacan que el planeta está pagando consecuencias muy caras por la inconsciencia en el uso del plástico.