Una comitiva de la Unidad Especializada de Delitos y Anticorrupción de la Fiscalía realiza allanamientos simultáneos por presunto lavado de dinero en Asunción y Ciudad del Este, que involucra a cuatro conocidas casas de cambios que supuestamente están vinculadas al operativo “Patrón” que deriva del caso Lava Jato, esta mañana.

Agentes del Ministerio Público y personal de la Policía Nacional allanaron específicamente Fe Cambios ubicado sobre la calle Palma, en pleno microcentro de Asunción y Cambios Yrendague S.A., situado en la capital del departamento de Alto Paraná. Otras dos casas de cambios están siendo allanadas este viernes.

El allanamiento se realiza sobre los supuestos hechos de asociación criminal, frustración a la persecución penal, tráfico de influencias, lavado de dinero y cohecho pasivo agravado investigados en el caso Messer.

Casa de cambios continúa operando

La casa de cambios de Asunción fue señalada como el epicentro del esquema de lavado de dinero que habría sido liderado el empresario brasileño Messer, según investigación fiscal del Brasil. “Estamos retirando documentos sobre las operaciones descritas en esa información enviada desde Brasil”, expresó el fiscal Francisco Cabrera.

La firma de cambios de Asunción continúa operando normalmente sin ningún tipo de restricción pese al procedimiento. El propietario Edgar Aranda Franco se puso a disposición y brindó informes solicitados por los fiscales de la causa que realizan este allanamiento 10 días después de volver de Brasil.

La justicia brasileña también reveló un listado de las personas que supuestamente estarían involucradas en el caso Lava Jato. Incluyó a 8 paraguayos que son Roque Silveira, Lucas Lucio Mereles, Felipe Cogorno Álvarez, Édgar Aranda Franco, José Valdez González, María Leticia Bóveda, Jorge Ojeda Segovia y el ex presidente de la República, Horacio Cartes.

Messer fue detenido por el caso Lava Jato, en un edificio de São Paulo, Brasil, el 31 de julio pasado, luego de estar prófugo desde mayo de 2018. Está acusado e imputado por liderar un esquema de lavado de dinero en el caso Lava Jato.

La Justicia brasileña inició la “Operación Patrón” tras revelar implicados en supuestamente ocultar y ayudar a escapar a Messer cuando estuvo prófugo.