Desde el Ministerio de Salud recomiendan que antes de iniciar la peregrinación es importante realizar un chequeo médico y en lo posible, evitar la larga caminata de aquellas personas que hayan sufrido infarto agudo en los 6 meses previos o que posean alguna enfermedad cardiaca (hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, etc.), personas con sobrepeso u obesidad, con problemas dermatológicos, trastornos severos de la vista y la audición. También, se debe tener en cuenta no exponer a niños pequeños o adultos mayores a caminatas prolongadas.

Otro punto a tener en cuenta es, llevar en el bolsillo o billetera carnet con información del grupo sanguíneo, medicación actual, alergias, (diabéticos, anticoagulantes, drogas de uso cardiológico, etc.). Así también, se debe evitar el estrés del peregrinante a las embarazadas, sobre todo en el último semestre.

Entre otras cosas, tenga en cuenta usar vestimenta adecuada, evitar la exposición al sol sin protección entre las 10:00 y 17:00, mantenerse hidratado.

El Ministerio de Salud Pública garantiza asistencia sanitaria a peregrinantes en el trayecto y alrededores de la Basílica, generando rápida atención. A la vez, coordinación y adecuado traslado a los servicios de salud de referencia, en los casos que así lo requieran.

Dejanos tu comentario

13H

Ante el salvataje de Friedmann ¿sería válida la opción de que legisladores expulsados vuelvan a sus bancas?

Click para votar