Este jueves, el Museo Nacional de Bellas Artes recibió el retrato pintado del escritor Augusto Roa Bastos. La pintura fue entregada por el Gobierno de Ecuador y el artista ecuatoriano Christian Mera.

La donación de la obra de arte estuvo a cargo del embajador de Ecuador en Paraguay, Santiago Apunte Franco y del mencionado artista, y fue recibido en representación de nuestro país por el ministro Rubén Capdevila.

“Elegimos a Roa Bastos porque su obra engloba el alma paraguaya, la profundidad de su tierra, la feracidad de su paisaje, la alegría de su pueblo, su innata música idiomática y su trascendencia histórica”, expresó el Embajador ecuatoriano.

Resaltó que Augusto Roa Bastos sigue proyectando al Paraguay más allá de sus fronteras, “convirtiendo a los extranjeros en cómplices de este mágico país que nos acoge”.

Agradeció por aceptar este homenaje de la Embajada de Ecuador al pueblo paraguayo a través de la mencionada obra de arte, que retrata al máximo representante de nuestras letras.

El ministro de Cultura mencionó la importancia de incorporar después de muchos años una obra al acervo del Museo Nacional de Bellas Artes, y en este caso, un cuadro de un artista extranjero sobre un tema nacional tan importante como la figura de Augusto Roa Bastos.

El artista ecuatoriano Christian Mera junto a su obra.Foto: Gentileza.
El artista ecuatoriano Christian Mera junto a su obra.Foto: Gentileza.

“Roa no solamente es uno de los personajes más importantes de la cultura paraguaya, sino que es la persona que ha sabido sintetizar la idiosincrasia, el espíritu del ser paraguayo en sus obras, es uno de los escritores que supo unir generaciones de escritores y de la cultura paraguaya”, indicó.

Serie el “Mestizo”

El artista Christian Mera mencionó que el cuadro de Roa forma parte de un proyecto denominado “Mestizo”, que consiste en retratar los rostros de exponentes culturales de países como Ecuador, Chile y Paraguay.

“Violeta Parra, Gastón Soublette y Margot Loyola, forman parte de esta serie dentro de Mestizo, a las que llamo eslabones, gente puente entre la tierra y esta nube violeta que nos envuelve y a ratos nos domina, la desconexión contemporánea”, sostuvo.

Agregó que la obra no cuenta con ningún tipo de barniz puesto que es la mezcla de cuatro materiales diferentes, y si eventualmente se le aplica un barniz específico para alguno de éstos, se puede dañar a los demás materiales que componen el cuadro.

“Este Roa no necesita barniz porque es mestizo, porque si se matiza su brillo podría destruirse, es vital dejarlo respirar libre, que sus componentes se fusionen en total armonía, que se vaya formando con el lento ritmo que marque el tiempo, que sea su historia la cuente sus brillos y sus sombras, como la de todos nosotros, las colonias, los diversos, los mestizos”, concluyó.

Acompañaron este acto la directora general de Patrimonio Cultural, Natalia Antola; y el director de Museos de la SNC, Félix Toranzos, así como miembros del cuerpo diplomático en Paraguay.