La Dirección de Meteorología pronostica un día viernes muy caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables, precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas. La temperatura máxima estimada es de 36 grados para gran parte del país.

La probabilidad de chaparrones comienza a aumentar desde hoy. Desde mañana las lluvias con ocasionales tormentas eléctricas serían más significativas y afectarían a ambas regiones.

Se prevé una alta inestabilidad atmosférica para este viernes y sábado favorecería la formación de tormentas de variada intensidad, algunas incluso puntualmente fuertes.

El ambiente seguirá extremadamente caluroso el resto de la semana, con periodos en donde debido al efecto de las lluvias copiosas que se presenten, la sensación de incomodidad disminuiría momentáneamente.