Una investigación del canal GEN muestra cómo un esquema que genera millones de dólares al año opera sin control alguno y tiene vinculaciones muy cercanas con la dirigencia deportiva nacional y un vínculo muy cercano a las apuestas.

Un caso revela la falta de protección que se podría tener el fútbol ante el avance de las apuestas deportivas y la supuesta vinculación de los dirigentes. Tampoco se puede observar el control del Estado en las apuestas que se realizan.

De acuerdo a la investigación del equipo periodístico del canal GEN, hay cuestiones que se prestan a la especulación, como el salario de un árbitro y lo que puede ganar en caso de amañar un partido, apuesta de por medio, ante la falta de control a esta modalidad que involucra al fútbol.

La firma Trovato CISA, de la familia de Marco Trovato, presidente del club Olimpia, aparece como la dueña de una empresa vinculada a todo el sistema de pagos electrónicos de las apuestas deportivas del país.