Esta tarde, los integrantes de los grupos criminales Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y Agrupación Campesina Armada (ACA), Juan Morínigo y Zunilda Jara Larrea, fueron condenados a 19 años de cárcel tras finalizar el juicio oral realizado en Concepción. La condena fue obtenida mediante las investigaciones realizadas por los fiscales Federico Delfino, Joel Cazal y el fiscal Carlomagno Alvarenga, de la Unidad Especializada de Antisecuestro del Ministerio Público.

Según la información oficial del Ministerio Público, el fiscal Alvarenga demostró que los acusados en la causa por homicidio doloso, robo agravado, producción de riesgos comunes y terrorismo, actuaron en carácter de cómplices, teniendo en cuenta que habrían realizado acciones como apoyo logístico.

La Fiscalía también demostró que Juan Morínigo y Zunilda Jara Larrea operaban tanto para el grupo EPP como para el grupo ACA. La hoy condenada tenía dos hermanas insertadas en el EPP y 2 hermanos integrantes del grupo ACA, por lo que Zunilda servía de apoyo en ambas estructuras criminales.

TERRORISMO

Es de recordar que tanto Morínigo como Jara Larrea fueron procesados en el marco de la causa abierta por el atentado criminal del que fueron víctimas fatales 8 efectivos militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), en la mañana del 27 de agosto de 2016, cuando iban a bordo de un camión patrulla.

El fiscal Alvarenga también acusó a ambos integrantes del grupo armado por el hecho de asociación terrorista, establecido en la ley especial, en carácter de autores. Morínigo habría brindado información al EPP sobre el movimiento de los militares que estaban de servicio en inmediaciones de la estancia Ypotí, ya que él trabajaba como peón en el establecimiento.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por Fulvio Salinas, Magdalena Dos Santos y Darío Estigarribia.

VIDEOCONFERENCIA

Fuentes oficiales aclararon que “por seguridad, para el juzgamiento se utilizó el sistema de videoconferencia. Los jueces, fiscales y defensores participaron desde la sala de juicios, en el Palacio de Justicia de Concepción y los acusados lo hicieron desde la Penitenciaría de Concepción”.